Mostrando entradas con la etiqueta taller. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta taller. Mostrar todas las entradas

9 de febrero de 2018

Qué hacer si nos confundimos al repostar combustible

Qué hacer si nos confundimos al repostar combustible - Fénix Directo Blog

¿Te has confundido de combustible alguna vez cuando has ido a repostar a la gasolinera?

No te preocupes, es un error más frecuente de lo que parece pero puede ser grave si no se pone remedio a tiempo. Se estima que al año en España, les pasa a más de 72.000 conductores.

Con los años han ido descendiendo los casos ya que los fabricantes de vehículos hacen las bocas del depósito de diferente ancho. También hay otras medidas para evitar que esto pase: pegatinas en el depósito, mangueras de distinto grosor, mensaje de audio en el surtidor...

Pero aún así, es más posible echar gasolina a un diésel, ya que el broquel de la manguera de gasolina es más estrecho, siendo más difícil el caso contrario, al ser la boca más ancha.

Muy importante es darse cuenta antes de arrancar y llamar a la grúa para trasladar el vehículo a un taller especializado y que vacíen/limpien el depósito. Habrá que avisar al personal de la estación de servicio porque el vehículo quedará inmovilizado hasta que vengan a recogerlo.

Si arrancas y te das cuenta después de recorrer unos kilómetros porque empieza a fallar, lo mejor es no forzar, parar y llamar a la asistencia en viaje.

Para saber si te has confundido, estos son los síntomas, averías y soluciones:
  • Si echas diésel en un gasolina
    • El motor dará tirones 
    • Echará humo blanco y al final se parará. Dependiendo del alcance, se podría solucionar vaciando y limpiando el depósito, los conductos y cambiando el filtro. Pero si ha llegado al catalizador, sólo queda sustituirlo y eso encarecerá la reparación.
  • Si pones gasolina en vehículo diésel:
    • En un coche antiguo, puede que no se aprecie el error. 
    • En uno moderno, dará también tirones hasta pararse. Además del procedimiento usado en el anterior supuesto, puede que haya que cambiar la bomba de inyección y los inyectores.
El usuario asumirá los costes de reparación y grúa si ha sido su culpa. Si la confusión es de un empleado de gasolinera, será la estación de servicio la que asuma la reparación.

Bajo ningún concepto intentes sacar el combustible por tus medios, sólo debe hacerlo personal especializado, porque supone un grave riesgo en muchos aspectos.

Tener un seguro con asistencia en viaje incluida es siempre la mejor opción, ya que no sólo ahorrarás dinero, también ganarás tranquilidad.


Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

9 de enero de 2017

Revisión del coche en invierno

Blog Fénix Directo seguros - Revisión del coche en invierno

Ante la llegada de los meses más fríos del año, siempre es conveniente realizar una revisión de los puntos claves del vehículo para evitar problemas mecánicos y afrontar mejor las condiciones climatológicas adversas.

En invierno se detectan averías que en verano no se manifiestan, puede ser por causa de la humedad, las heladas o la corrosión.

Es conveniente prestar atención a los siguientes elementos del vehículo y arreglar o cambiar los que sean necesarios:

  • Climatización: además de hacer el trayecto más agradable con calor, es un sistema que aporta seguridad ya que ayuda a evitar el empañado de cristales y permitir una correcta visibilidad.
  • Suspensión: clave para la estabilidad del vehículo. Especial atención a los amortiguadores
  • Neumáticos: si vives en una zona de frecuentes heladas y/o nevadas, puede que sea aconsejable cambiar a los específicos de invierno. Comprueba la profundidad del dibujo observando las marcas de desgaste y mira si tienen alguna grieta o corte. Aunque no se usen mucho, el paso del tiempo los desgasta, pierden agarre y elasticidad, por eso hay que cambiarlos cada 5 años.
  • Sistema eléctrico: es especialmente sensible a las temperaturas bajas.
  • Batería: con el frío suelen fallar más. Una batería dura entre 3 y 5 años y se puede diagnosticar su estado mediante un análisis en el taller.
  • Luces: basta con verificar el funcionamiento de las mismas, y si necesitas regular la altura de los faros, acude a tu taller de confianza.
  • Limpiaparabrisas: en invierno es un componente especialmente importante para la visibilidad. Además, debe llevar un líquido limpiador adecuado y aditivo anticongelante.
  • Luneta térmica: ayuda a desempañar el coche.
  • Filtros: el de partículas se suele cambiar cada 2 años y el de combustible a veces cada año.
  • Aceite: los cambios de aceite están indicados por el fabricante y se deben realizar en un taller especializado. Revisa frecuentemente los niveles.
Además de la revisión, asegúrate de llevar en el coche todos los elementos y documentos obligatorios como chaleco reflectante, triángulos, papeles del vehículo... así como los recomendados para evitar contratiempos en caso de imprevisto: pinzas para la batería, linterna, ropa de abrigo, herramientas...

En este vídeo informativo de Fénix Directo te contamos lo que necesitas en tu vehículo


Y recuerda siempre tener a mano el número de asistencia en viaje, por si fuera necesario llamar a la grúa.

Disfruta de los paisajes invernales con seguridad.


Más información




FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto