Mostrando entradas con la etiqueta seguridad pasiva. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta seguridad pasiva. Mostrar todas las entradas

3 de marzo de 2017

Cómo colocar bien los reposacabezas del coche

Como colocar bien los reposacabezas del coche - Fénix Directo Seguros blog

Cuando hablamos de medidas de seguridad de nuestro coche, siempre tenemos en mente elementos como el cinturón de seguridad, buen mantenimiento del vehículo, los neumáticos, airbags… pero hay otro componente muy importante que frecuentemente pasa inadvertido: el reposacabezas.

El reposacabezas es un elemento de seguridad pasiva del vehículo cuya misión es orientar la energía del choque a la estructura del asiento, aliviando así la tensión en la cabeza y el cuello de los ocupantes, de forma que disminuye notablemente la probabilidad de que estos sufran lesiones en caso de recibir un impacto.

En caso de colisión en la parte trasera del coche, la cabeza realiza dos movimientos sucesivos: hacia atrás (hiperextensión) y hacia abajo (hiperflexión) mientras que si el choque es frontal, estos movimientos se producirán de forma contraria.

Como consecuencia del impacto, si no se dispone de reposacabezas o está mal colocado, los ocupantes de vehículo podrían sufrir lesiones en el cuello, lo que se conoce como latigazo cervical o incluso daños más graves daños que afecten a la columna vertebral.

Si el reposacabezas se encuentra bien colocado el desplazamiento de cabeza será menor, el movimiento menos brusco y por tanto viajaremos más seguros.

¿Cómo debemos llevar el reposacabezas correctamente colocado?
  • La parte superior del reposacabezas debe estar más o menos a la altura de los ojos del conductor  y a una distancia de 4 cm aproximadamente de la cabeza.
  • Asegurarnos que el reposacabezas quede bien bloqueado y no se mueva.
  • Es importante que no apoyemos la cabeza en el reposacabezas mientras conducimos para que con nuestros movimientos no se altere su posición.
  • El ángulo de inclinación del respaldo no debe sobrepasar los 25 grados.
  • Especial atención en la distancia de conducción manteniendo los brazos estirados hacia adelante, con las muñecas por encima de la parte superior del volante.
La Asociación  Profesional de Empresas Formadoras en Seguridad Vial (Formaster) realizó un estudio en el que publicaba: el 53% de las causas de baja laboral por accidente de tráfico son esguinces cervicales o dislocaciones causadas por un choque frontal o trasero o por la mala colocación del reposacabezas.

Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

25 de septiembre de 2013

Seguridad activa y pasiva del vehículo

Seguridad activa y pasiva - Fénix Directo

Todo vehículo está compuesto por una serie de elementos internos y externos dispuestos a velar por nuestra seguridad. Si unimos todos ellos en conjunto, éstos forman la seguridad activa y pasiva del coche, dos aspectos que pueden proporcionarnos mucha más confianza a la hora de conducir.


La seguridad activa es el conjunto de elementos que permiten el buen funcionamiento del vehículo y los que evitarán que se produzca un accidente. Te presentamos algunos de ellos:


  • Neumáticos. Son básicos a la hora de mejorar la seguridad activa ya que son los encargados de adherirse al asfalto cuidando la suspensión, la estabilidad y la frenada. Habrá que cuidar el desgaste de los mismos teniendo en cuenta la profundidad del dibujo y la presión.
  • Antibloqueo de frenos o ABS (Anti-lock Braking System). ¿Para qué sirve? Evita que los neumáticos se bloqueen en caso de una frenada de emergencia. Los frenos comunes son los que disminuyen la marcha a la que circulamos mientras que el ABS detecta cuál de las cuatro ruedas es la que se ha deslizado. Pone remedio liberando presión y haciendo que las maniobras aún sean posibles.
  • Asistencia a la frenada de emergencia o BAS (Brake Assistance System). Refuerza la presión sobre el pedal al notar una frenada brusca. Al mismo tiempo, el ABS entra en funcionamiento haciendo que la frenada sea más corta ante esta situación.
  • Dirección asistida. Es la que nos permite seguir en la dirección que circulamos haciendo las maniobras más cómodas, puesto que la fuerza que tengamos que hacer sobre el volante será menor. Se encarga de dirigir las ruedas hacia donde el conductor desee y mantiene la estabilidad del coche.
  • Sistema de control de tracción. Es el sistema que actúa sobre los frenos y regula la tracción de las ruedas motrices en caso de deslizamiento a la hora de acelerar.
  • Control de estabilidad o ESP (Electronic Stability Program). Junto con el ABS y el control de tracción, mejora las posibles reacciones extrañas del coche en zonas de curvas. Lo que este sistema analiza es si tenemos el control del coche y, en caso de no ser así, corrige la dirección que llevamos para conseguir la trayectoria real.
  • Suspensión y amortiguadores. Su función es controlar el contacto de las ruedas contra la calzada mediante sensores localizados en los amortiguadores para proporcionarnos estabilidad, seguridad y comodidad.

La seguridad pasiva es otro conjunto de elementos cuyo objetivo es reducir, en la mayor medida posible, los daños que puedan producirse cuando el accidente sea inevitable. En este caso, estaríamos hablando de:

  • Cinturón de seguridad. Posiblemente sea la parte más importante del coche en lo que a seguridad pasiva se refiere. El elemento clave e indispensable para todo conductor y pasajero que le acompañe. Debe quedar ceñido al cuerpo rodeándonos de izquierda a derecha o al contrario, según el asiento donde estemos situados. Además, disponen de unos limitadores y pretensores mecánicos que lo bloquearán para protegernos en caso de frenazo.
  • Airbags. Aquellas bolsas que en caso de colisión se inflan instantáneamente para evitar que los ocupantes del coche se golpeen con alguna parte del mismo. Protegen al cuerpo de sufrir lesiones o contracturas tras un choque.
  • Sistemas de retención infantil o SRI. Son las sillas y cinturones de seguridad específicos para niños. Aparte de ser obligatorios según la altura, peso y medidas establecidas por ley, protegen de forma total a los más pequeños de la familia.
  • Corte de inyección. Se trata de un sistema que evita un posible incendio en caso de colisión. Aísla el motor de la bomba donde se almacena el combustible y del depósito. Gracias al corte de inyección, las probabilidades de incendio se reducen notablemente.
  • Chasis y carrocería. Son elementos clave en la estructura de un vehículo; forman su esqueleto. Diseñados especial y estratégicamente para que su estructura ósea ayude en gran medida a que todas las partes del coche se mantengan en su zona inicial en caso de colisión.

Sin duda alguna, el objetivo de todos estos sistemas y accesorios incorporados en el vehículo es protegernos en términos de seguridad y mejorar la calidad de la conducción haciéndola más eficaz y funcional.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto