Mostrando entradas con la etiqueta seguridad activa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta seguridad activa. Mostrar todas las entradas

16 de junio de 2014

¿Qué es el Detector de Fatiga?


Detector de fatiga
El detector de fatiga  es un elemento de seguridad activa que forma parte del Sistema de Control de Estabilidad ESP, desarrollado para evitar que el conductor pueda llegar a perder el control sobre el coche.

El cansancio y la somnolencia al volante suponen un gran riesgo en la carretera, al limitar el tiempo de reacción del conductor ante un imprevisto. Los avances tecnológicos en materia de seguridad del automóvil, contribuyen significativamente a minimizar estos riesgos diseñando coches más seguros.

Se trata de tecnología que asiste al conductor para evitar los fallos humanos, capaz de detectar obstáculos, desviaciones de la trayectoria según el ángulo de giro del volante, etc.

En líneas generales, el detector de fatiga incorpora un sensor en el volante que analiza la conducción, el movimiento del volante y el ángulo de giro, para alertar al conductor en el caso de que se detecten signos de cansancio, esto es, anomalías en la trayectoria. Si esto sucede, se emite una señal de alerta al conductor y le recuerda que es momento de realizar un descanso. No obstante es decisión y responsabilidad del conductor hacer caso de estos avisos y detenerse.

Los expertos aseguran que un 20% de los accidentes en España tienen que ver con el cansancio y la falta de atención. La fatiga nos impide circular con seguridad, pues incide negativamente en nuestros movimientos, reflejos, en el comportamiento, la toma de decisiones e incluso produce alteraciones en la vista o en oído.

Respeta los tiempos de decanso y haz una parada cada 2 horas o cada 200 km. Si eres copiloto, parte de tu responsabilidad es identificar los signos de cansacio del conductor y valorar las alternativas (descansar, intercambiarse, etc).

Algunos modelos de coches llevan ya incorporado de serie este dispositivo detector de cansancio.
Organismos como EuroNcap promueven desde hace varios años que las firmas automovilistas generalicen la instalación de sistemas electrónicos de estabilidad en los modelos que fabrican.

Este vídeo nos muestra cómo actúa este asistente para la conducción 

Información relacionada:

Ensayos EuroNcap sobre el Control Electrónico de Estabilidad 


21 de febrero de 2014

Sistema de Ayuda al Arranque en Pendiente

Sistema de ArranqueVarios modelos de vehículos incorporan ya de serie el sistema de ayuda al arranque en pendiente, un elemento de seguridad activa. Los dispositivos de seguridad activa como por ejemplo los frenos, la dirección, la tracción, los neumáticos o la amortiguación entre otros, tienen por misión prevenir y disminuir la accidentalidad

La ayuda al arranque en pendiente es una nueva función del Programa electrónico de estabilidad (ESP), que contribuye a mantener el coche estable durante algunos segundos mientras el conductor levanta el pie del pedal de freno y lo lleva hacia al acelerador para la arrancada.

Esto evita que el coche se deslice hacia atrás, lo que ciertamente evita situaciones de estrés a los conductores, que ya no tienen que preocuparse por la proximidad del vehículo situado detrás, y que resulta de gran ayuda sobre todo a conductores noveles o más inexpertos, pero también para todos aquellos que en determinadas circunstancias se sienten más seguros utilizando el freno de mano en cuesta.

Este relativamente novedoso sistema electrónico de seguridad, también conocido como Hill-Holder, funciona de forma automática, evitando que las ruedas del automóvil pierdan adherencia y que el vehículo ruede hacia atrás cuando inicia la marcha estando parado en cuesta arriba.

La mayoría de los conductores que lo utilizan lo recomiendan sin lugar a dudas, si bien algunas críticas hablan del pequeño inconveniente que este automatismo presenta a la hora de aparcar en subida, si intentas dejar caer el vehículo sin emplear la marcha atrás. El coche no se moverá durante uno o dos segundos tras soltar el freno.

Los primeros desarrollos del sistema se remontan al año 1936, por el fabricante de coches estadounidense Studebaker, que introdujo un sistema mecánico que ayudaba al conductor en el momento de soltar el pie del embrague hasta encontrar el punto de equilibrio

¿Quieres ver cómo funciona el sistema de arranque en pendiente? 

Este vídeo te lo muestra de forma gráfica:


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí


13 de febrero de 2014

Amortiguadores y seguridad activa

Amortiguador del coche - Fenix Directo Blog
Los amortiguadores son una pieza clave para la suspensión y fundamental para la seguridad activa del coche, pues una de sus funciones principales es la de mantener las ruedas en permanente contacto con la carretera.

Los amortiguadores afectan a la estabilidad del automóvil, pues son los elementos encargados de frenar y mitigar los rebotes continuos del chasis.

El deterioro del sistema de amortiguación puede provocar pérdida de eficacia en la frenada y de adherencia al suelo, lo que es a su vez causa del conocido fenómeno aquaplanning, de la pérdida de estabilidad o incluso de una iluminación deficiente por las continuas oscilaciones del vehículo, por lo que no sólo se ve afectada nuestra visibilidad, sino que corremos también el riesgo de deslumbrar por la noche a los vehículos que circulan por el carril opuesto.


¿Cómo puedes detectar que los amortiguadores están en mal estado?

Los amortiguadores influyen directamente en el comportamiento de los frenos y la dirección. Su desgaste provoca que la distancia de frenada aumente, que los sistemas ABS y el control de estabilidad pierdan eficacia o que el volante vibre.

Si los amortiguadores están en mal estado notarás la sensación de cierta inseguridad en las curvas o al pasar por un bache, verás que los neumáticos se desgastan de forma irregular y prematura. Esto incide directamente en la seguridad, pues podría causar la pérdida de control del automóvil.

Otra forma más técnica de supervisarlo es observar directamente el amortiguador para detectar posibles fugas de aceite o, si al ejercer presión sobre la carrocería del coche el amortiguador rebota más de una vez.

Algunos estudios afirman que detectar el deterioro de los amortiguadores no es fácil, pues como el desgaste es progresivo, el conductor se acostumbra de forma inconsciente a una suspensión deficiente.
Por eso son muy importantes las revisiones periódicas de tu coche, al menos una vez al año o cada 20.000 km. En el caso de que sea necesario sustituirlos y por razones de equilibrio y seguridad, es conveniente cambiar los dos de cada eje.

De su eficacia depende también nuestro confort. Si están en mal estado provocan fatiga en el conductor y ocupantes. No te arriesgues. La mejor prevención son las revisiones periódicas en el taller o en tu concesionario oficial.

Fénix Directo por una conducción segura.

FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

10 de enero de 2014

Reglamento europeo para la homologación de vehículos de dos y tres ruedas y cuatriciclos

Reglamento Europeo de homologación de vehículos
Con fecha 10 de enero de 2014 la UE acaba de publicar en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE (L) nº 7 de 10/01/2014, p. 1 a 102 (102 páginas) el Reglamento Delegado (UE) nº 3/2014 de la Comisión, de 24 de octubre de 2013, que complementa el Reglamento (UE) nº 168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los requisitos de seguridad funcional para la homologación de los vehículos de dos o tres ruedas y los cuatriciclos.


Se establecen los requisitos técnicos y procedimientos de ensayo en relación con la seguridad funcional con fines de homologación y vigilancia del mercado de los vehículos de categoría L (vehículos de motor con de dos o tres ruedas y cuadriciclos destinados a circular por carretera ) y de sus sistemas, componentes y unidades técnicas independientes en virtud del Reglamento (UE) número 168/2013. Recoge asimismo una lista de reglamentos CEPE (Comisión Económica para Europa) y sus modificaciones.

En el capítulo II de la disposición se contemplan las obligaciones de los fabricantes; los requisitos de montaje y demostración relacionados con la seguridad funcional, la aplicación de los reglamentos CEPE;  las especificaciones técnicas de los requisitos y procedimientos de ensayo de la seguridad funcional; los requisitos aplicables a los avisadores acústicos; los aplicables al frenado (incluidos los sistemas de frenado antibloqueo y sistemas de frenado combinado que puedan haberse instalado); los requisitos aplicables a la seguridad eléctrica, a la declaración del fabricante sobre los ensayos de durabilidad de los sistemas críticos para la seguridad funcional, piezas y equipos; estructuras de protección delanteras y traseras; cristales, limpiaparabrisas y lavaparabrisas y sistemas de desescarchado y desempañado; mandos accionados por el conductor, con identificación de los mandos, luces testigo e indicadores; instalación de dispositivos de alumbrado y señalización luminosa, incluido el encendido apagado automático del alumbrado; visibilidad trasera; estructuras de protección en caso de vuelco; cinturones de seguridad y sus anclajes; requisitos aplicables a las plazas de asiento, a la maniobrabilidad, las propiedades de giro en curva y la capacidad de giro; a instalación de neumáticos, a la placa de limitación de la velocidad máxima del vehículo y su emplazamiento en el vehículo;  la protección de los ocupantes del vehículo, incluido el acondicionamiento interior y las puertas del vehículo; la potencia nominal o neta continua máxima y/o la limitación de la velocidad máxima del vehículo por construcción, así como los requisitos aplicables a la integridad de la estructura del vehículo.


El presente Reglamento, obligatorio en todos sus elementos, entrará en vigor el vigésimo día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea y será de aplicación a partir del 1 de enero de 2016, todos los estados miembros.

Accede al documento completo en el siguiente enlace:

> DOUE-L-2014-80030 [PDF]

FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí


2 de diciembre de 2013

Sistema Electrónico de Seguridad

Sistema Electrónico de Seguridad Conocido por sus siglas en inglés ESP Electronic Stability Program, es un elemento de seguridad activa del automóvil, diseñado para mejorar la estabilidad dinámica y evitar que el coche derrape.

Otros fabricantes lo denominan también: Control dinámico del vehículo, Control dinámico de estabilidad, Control de tracción y estabilidad dinámico, etc.

Este dispositivo, que es ya obligatorio para todos los vehículos nuevos que se comercializan en la Unión Europea, permanece siempre activo. Si tu coche está equipado con el sistema ESP, integrará además otros dos elementos de seguridad como:


Sistema de Control de Tracción (ASR) y el  Sistema Antibloqueo de Frenos (ABS), que evitan que las ruedas del vehículo pierdan adherencia y puedan llegar a patinar.

¿Cómo funciona el Sistema Electrónico de Seguridad?

El dispositivo de seguridad analiza los movimientos de volante del conductor y trayectoria del coche y, si detecta anomalías actúa inmediatamente para corregirlo y mantener el vehículo estable.

Imaginemos que nos topamos con un obstáculo en la carretera y tenemos que esquivarlo. Este sistema de seguridad ayudará al conductor a retomar el control del vehículo en el caso de pérdida  repentina.
Asimismo, de forma automática se activará el sistema de frenado, reduciendo la potencia del motor.

Para evaluar estos sistemas, se llevan a cabo pruebas que se conocen con el nombre de "maniobra evasiva con doble cambio de carril"

Para que EuroNcap (Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos) emita una valoración de 5 estrellas en seguridad, el ESP ha de ser al menos uno de los accesorios opcionales en toda la gama de la marca y modelo que se somete a ensayo.

Más información sobre los ensayos EuroNcap

FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

25 de septiembre de 2013

Seguridad activa y pasiva del vehículo

Seguridad activa y pasiva - Fénix Directo

Todo vehículo está compuesto por una serie de elementos internos y externos dispuestos a velar por nuestra seguridad. Si unimos todos ellos en conjunto, éstos forman la seguridad activa y pasiva del coche, dos aspectos que pueden proporcionarnos mucha más confianza a la hora de conducir.


La seguridad activa es el conjunto de elementos que permiten el buen funcionamiento del vehículo y los que evitarán que se produzca un accidente. Te presentamos algunos de ellos:


  • Neumáticos. Son básicos a la hora de mejorar la seguridad activa ya que son los encargados de adherirse al asfalto cuidando la suspensión, la estabilidad y la frenada. Habrá que cuidar el desgaste de los mismos teniendo en cuenta la profundidad del dibujo y la presión.
  • Antibloqueo de frenos o ABS (Anti-lock Braking System). ¿Para qué sirve? Evita que los neumáticos se bloqueen en caso de una frenada de emergencia. Los frenos comunes son los que disminuyen la marcha a la que circulamos mientras que el ABS detecta cuál de las cuatro ruedas es la que se ha deslizado. Pone remedio liberando presión y haciendo que las maniobras aún sean posibles.
  • Asistencia a la frenada de emergencia o BAS (Brake Assistance System). Refuerza la presión sobre el pedal al notar una frenada brusca. Al mismo tiempo, el ABS entra en funcionamiento haciendo que la frenada sea más corta ante esta situación.
  • Dirección asistida. Es la que nos permite seguir en la dirección que circulamos haciendo las maniobras más cómodas, puesto que la fuerza que tengamos que hacer sobre el volante será menor. Se encarga de dirigir las ruedas hacia donde el conductor desee y mantiene la estabilidad del coche.
  • Sistema de control de tracción. Es el sistema que actúa sobre los frenos y regula la tracción de las ruedas motrices en caso de deslizamiento a la hora de acelerar.
  • Control de estabilidad o ESP (Electronic Stability Program). Junto con el ABS y el control de tracción, mejora las posibles reacciones extrañas del coche en zonas de curvas. Lo que este sistema analiza es si tenemos el control del coche y, en caso de no ser así, corrige la dirección que llevamos para conseguir la trayectoria real.
  • Suspensión y amortiguadores. Su función es controlar el contacto de las ruedas contra la calzada mediante sensores localizados en los amortiguadores para proporcionarnos estabilidad, seguridad y comodidad.

La seguridad pasiva es otro conjunto de elementos cuyo objetivo es reducir, en la mayor medida posible, los daños que puedan producirse cuando el accidente sea inevitable. En este caso, estaríamos hablando de:

  • Cinturón de seguridad. Posiblemente sea la parte más importante del coche en lo que a seguridad pasiva se refiere. El elemento clave e indispensable para todo conductor y pasajero que le acompañe. Debe quedar ceñido al cuerpo rodeándonos de izquierda a derecha o al contrario, según el asiento donde estemos situados. Además, disponen de unos limitadores y pretensores mecánicos que lo bloquearán para protegernos en caso de frenazo.
  • Airbags. Aquellas bolsas que en caso de colisión se inflan instantáneamente para evitar que los ocupantes del coche se golpeen con alguna parte del mismo. Protegen al cuerpo de sufrir lesiones o contracturas tras un choque.
  • Sistemas de retención infantil o SRI. Son las sillas y cinturones de seguridad específicos para niños. Aparte de ser obligatorios según la altura, peso y medidas establecidas por ley, protegen de forma total a los más pequeños de la familia.
  • Corte de inyección. Se trata de un sistema que evita un posible incendio en caso de colisión. Aísla el motor de la bomba donde se almacena el combustible y del depósito. Gracias al corte de inyección, las probabilidades de incendio se reducen notablemente.
  • Chasis y carrocería. Son elementos clave en la estructura de un vehículo; forman su esqueleto. Diseñados especial y estratégicamente para que su estructura ósea ayude en gran medida a que todas las partes del coche se mantengan en su zona inicial en caso de colisión.

Sin duda alguna, el objetivo de todos estos sistemas y accesorios incorporados en el vehículo es protegernos en términos de seguridad y mejorar la calidad de la conducción haciéndola más eficaz y funcional.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto