Mostrando entradas con la etiqueta protección solar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta protección solar. Mostrar todas las entradas

5 de junio de 2015

Cómo protegerse adecuadamente del sol y sus radiaciones

Protección Solar - Consejos de Salud Fenix DirectoEl verano es la época del año en que las radiaciones solares son más peligrosas. En el periodo estival, los rayos del son inciden perpendicularmente sobre la superficie terrestre, por lo que su capacidad para calentar es mayor y la radiación que emite mucho más elevada, especialmente al mediodía cuando el sol está en su punto más alto.

Tomar el sol a las horas centrales del día tiene efectos muy negativos para nuestra piel y nuestra salud en general, por lo que debemos evitar la exposición solar en la medida de lo posible o al menos protegernos adecuadamente. Conviene recordar además que nuestra piel tiene memoria y que los efectos negativos de la exposición excesiva al sol se acumulan año tras año.

¿Qué consecuencias puede tener una exposición no controlada?

El ministerio de Salud nos advierte que estos efectos pasan por quemaduras solares, insolaciones, afecciones a la vista, alteraciones del sistema inmunitario, así como el envejecimiento prematuro de la piel, entre otras afecciones todavía más peligrosas un carcinoma o melanoma.

Sigue las indicaciones de los especialistas y toma las debidas medidas de precaución para evitar estos efectos solares adversos:

  • Evita el sol en las horas centrales del día entre las de 12 y las 17 horas 
  • Evita las exposiciones al sol prolongadas. 
  • Protege tus ojos. El sol no debe observarse directamente. Utilizar gafas de sol homologadas que filtren las radiaciones ultravioleta al menos en un 90%.
  • Utiliza visera, gorra o sombrero
  • Cubre la piel con prendas ligeras, para bloquear la mayor parte de la radiación solar: pantalones largos y camisas de algodón en tonos claros son las prendas más adecuadas. Lleva ropa  cómoda y holgada.
  • Ponte crema protectora de factor elevado y adecuado a tu fototipo, y no escatimes en cantidad. Renueva la protección solar cada dos horas e inmediatamente después de cada baño. 
  • Si vas a la playa, no olvides la sombrilla.
  • Recuerda que el agua, la radicación también penetra especialmente en aguas claras.
  • Ten especial cuidado con los niños, pues su piel es mucho más sensible que la de un adulto. Los bebés y niños menores de 3 años no deben permanecer expuestos al sol
  • Si estás tomando algún medicamento, lee el prospecto y asegúrate de que no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta.
  • El riesgo de sufrir quemaduras aumenta a mayor altura. Si te decantas por la montaña, también debes protegerte del sol.

Más información:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Consulta la Predicción de radiación ultravioleta:

Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) 

FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

15 de julio de 2014

Precaución ante el calor y las altas temperaturas

Precaución ante el calor y las altas temperaturas -  fenix directoEn verano es fundamental hidratarse bien. Bebe agua o líquidos aún cuando no tengas sed, evitando los refrescos azucarados el café o el té, y el alcohol.
No te expongas al sol directamente. Busca lugares frescos, con sombra. Cierra las ventanas y baja las persianas de tu casa para que no entre el sol cuando la temperatura exterior es alta. Recuerda que si la temperatura dentro de la vivienda supera los 35ºC el ventilador sólo moverá el aire, pero no lo enfría.

Evita salir en las horas de más calor. Entre las 10:00 y las 16:00 es cuando más debemos protegernos de los rayos ultravioleta. Si sales en las horas centrales del día utiliza crema de protección solar, gafas de sol y sombrero. Viste ropa ligera y de color claro, calzado cómodo y transpirable. Protege tu salud procurando estar a la sombra.

Haz comidas ligeras incluyendo en tu dieta ensaladas, fruta y verduras, que nos ayudan a reponer las sales que perdemos por el sudor. Nuestro cuerpo está compuesto por un 60% de agua. Si no reponemos lo que perdemos, se producen síntomas como mareos, calambres, dolor de cabeza y aumento de la temperatura corporal.

Especial cuidado requieren las personas mayores, aquellos de salud más frágil y los niños menores de 4 años. El calor afecta con mayor intensidad también las personas con mucho peso.

¿Cuándo se produce un golpe de calor?

Un golpe de calor se produce cuando el organismo no es capaz de controlar la temperatura corporal, pudiendo aumentar hasta superar los 40ºC. Los síntomas son pulso rápido y débil, dolor cabeza y sed intensa, piel enrojecida, caliente y sin sudor, confusión y hasta pérdida de conciencia. Ante una situación como esta, llama inmediatamente al 112 urgencias. Procura enfriar el cuerpo aplicando paños de agua fría y permaneciendo en una sala oscura. Si la persona está consciente y no vomita, podemos darle líquidos (agua o zumos) en pequeñas cantidades y cada poco tiempo.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) nos informa cada día del Indice de radiación ultravioleta UV en la península, Baleares y en las Islas Canarias.

Los valores inferiores a 2 indican una categoría de exposición baja; entre 2 y 5 moderada, 6 y 7 alta, de 8 a 10 muy alta y más de 11 extremadamente alta.
Dependiendo del valor de referencia, así como del fototipo de cada persona, su edad o estado de salud, debemos tomar las medidas de protección adecuadas ante el sol.
Si tu fototipo es bajo, del tipo I, II o III (de piel clara o muy clara) utiliza una crema con factor de protección alto

En la página web del Ministerio de Sanidad encontrarás más información sobre los efectos del calor sobre la salud.

También te puede interesar:
> Allianz Global Assistance – Durante el Viaje - Prevención ante una ola de calor – Insolación

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto