Mostrando entradas con la etiqueta perro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta perro. Mostrar todas las entradas

12 de marzo de 2019

Cómo llevar a tu perro en coche

Cómo llevar a tu perro en coche - Fénix Directo Blog

Se dice que el mejor amigo del hombre es el perro y es normal que en vacaciones queramos llevarlo con nosotros. Pero es muy importante hacerlo de forma correcta si se va en coche.

Sobre todo en verano, pero también en invierno, son muchas las personas que llevan a su perro allá donde van para practicar su deporte de montaña favorito o simplemente disfrutar de un viaje relajante.

De acuerdo con la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, el conductor de un vehículo es el responsable de mantener la atención permanente a la conducción con una adecuada libertad de movimientos.

También tiene que ocuparse de que lo cumplan el resto de pasajeros, así como la correcta colocación de objetos y animales transportados.

Un animal nunca debe viajar sin la correcta sujeción. Se puede incurrir en una sanción de hasta 100€.

Según el tamaño del perro, se puede elegir un sistema de retención u otro. A continuación veremos la distintas opciones:
  • Arnés: este sistema se engancha al cinturón de seguridad. No es recomendable usar el arnés de un solo enganche, puesto que en caso de colisión la mascota podría golpearse contra el respaldo del asiento y tener graves consecuencias. Un arnés de doble enganche evita el desplazamiento hacia delante y mejor si es de unión corta, para evitar salir disparado y chocarse contra el asiento.
  • Transportín: si se trata de un perro pequeño, la mejor opción es colocar el transportín en el suelo entre los asientos, ya que en caso de colisión la energía del impacto se absorbe. Si el animal es más grande, llevarlo en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha, es una buena opción.
  • Rejilla: se coloca para separar la cabina del maletero, pero si el animal va suelto, en caso de accidente puede sufrir importantes lesiones. Mejor combinarlo con transportín.
Son sistemas de retención muy asequibles y garantizarán tu seguridad, la del resto de pasajeros y la de tu animal.

Llevar en coche a un animal suelto o en brazos es peligroso y no sólo puede causar distracciones, en caso de impacto a una velocidad de 50km/h el peso del animal se multiplica por 35.

Otros consejos de seguridad para llevar a tu perro en coche:
  • No dejes encerrada a tu mascota durante mucho tiempo. Es recomendable descansar cada dos horas o cada 200 kilómetros aproximadamente, dejar que el perro tome el aire y beba agua.
  • Para prevenir mareos, consulta al veterinario. Los animales son muy sensibles al movimiento. Si ves que tu perro está inquieto o parece que se vaya a desvanecer, para y deja que salga a airearse.
  • Tampoco es seguro que asome la cabeza por la ventanilla, no sólo supone una distracción para el conductor, el perro se podría golpear o incluso coger conjuntivitis u otitis por el viento.
  • Lleva los objetos que le hagan sentir más cómodo y relajado: juguetes, manta, agua y comida.

Seguro que con estos consejos podrás llevar a tu perro en coche con total seguridad y tranquilidad.


También te puede interesar



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

8 de julio de 2016

Viajar con tu mascota en vacaciones

Viajar con mascota en vacaciones - Fénix Directo Blog

Con la llegada de la temporada de vacaciones, los desplazamientos por carretera aumentan y son muchas las personas que viajarán con sus mascotas en el coche.

Si es tu caso y este verano te vas de vacaciones con tu mascota, es importante que sigas una serie de pautas para viajar seguro en el coche.

El trayecto será lo más confortable para ti, para los ocupantes del vehículo y para tu mascota.

Te recordamos algunas indicaciones a tener en cuenta para viajar con tu mascota en el coche:
  • Lleva siempre a tu mascota sujeta con sistemas de retención seguros. Si es un animal de tamaño medio utilizaremos un transportín colocado detrás de los asientos delanteros, o en el maletero en posición transversal al sentido marcha. 
  • En el caso de los perros se deben utilizar arneses o dispositivos Isofix que permitan su correcta retención en el vehículo.
  • No dejes encerrado a tu mascota durante tiempo prolongado. La DGT recomienda hacer descansos cada dos horas o cada 200 kilómetros y dejar que tu mascota salga del coche tome el aire y beba agua. En caso contrario corremos el riesgo de que sufra una deshidratación y desvanecimiento si el trayecto es largo.
  • Nunca dejes que asome la cabeza por la ventanilla. Además de ser un riesgo de distracción para el conductor, tu mascota podría golpearse con algún objeto de la vía o incluso contraer enfermedades como conjuntivitis u otitis debido a la fuerza del viento.
  • ¡Cuidado con los mareos! Los animales son muy sensibles al movimiento. Por ello si observas que tu animal está inquieto o presenta signos de desvanecimiento, haz una parada y sácale fuera del coche para que se airee.
  • No olvides llevar sus cosas personales: juguetes, una manta para que esté más cómodo y relajado, comida y sobretodo agua para evitar que se deshidrate.
Estos consejos pueden ayudarte a que tu mascota viaje en el coche de la manera más cómoda y garantizar que llegaréis a vuestros destinos seguros y listos para disfrutar de las vacaciones.

22 de abril de 2016

Aquellos objetos memorables del coche


Personalizar el coche siempre ha sido una de las costumbres más arraigadas entre sus propietarios. Darle “ese toque nuestro” es lo que nos distingue del resto de vehículos.

Hace tiempo, cuando no se conocía el “tuning”, diversos “complementos” (hoy en día míticos objetos) ayudaban a personalizar los coches según el gusto del propietario o la moda en cuestión.

A continuación vamos a recordar algunos objetos memorables, empezando por los más lejanos:

  • El perro que cabecea: Todos recordamos este entrañable muñeco, que nos acompañó con el movimiento de su cabeza, al acelerar o frenar entre semáforos.
  • El San Cristóbal: Patrón de los automovilistas. Todo salpicadero que se preciara, tenía una imagen del santo para que cuidara del conductor por la carretera.
  • Papá, no corras: Clásico entre los clásicos. Un portarretratos familiar incluía esta frase suplicatoria, para que el progenitor fuera prudente.
  • La imagen de la Virgen María en material reflectante. Acompañando al Santo o en solitario y casi siempre junto con el lema “Yo conduzco, Ella me guía”.
  • El ventilador y el termómetro. En otros tiempos, todo el acondicionamiento del vehículo consistía en un ventilador externo (enchufado al hueco del encendedor), al que también solía acompañar un termómetro, por supuesto analógico. 
  • Los pomos del cambio de metacrilato transparente, con insignias, conchas o caracolas de mar, que normalmente eran un recuerdo, de unas vacaciones en alguna playa española.
  • Los cojines. Se llevaban habitualmente en la bandeja trasera del vehículo y dieron rienda suelta a la creatividad de los automovilistas, firmemente apoyada por el bien hacer al punto o al ganchillo de las madres y abuelas, que conseguían unos acabados impecables. Normalmente se veían acompañadas de la imprescindible caja de “Kleenex”, que a veces también era “customizada”.
  • Dos clásicos del embellecimiento del coche eran el cubrevolantes, cuyo original más preciado era el acabado en piel de tigre o leopardo; y el respaldo de bolas, que tantas espaldas de conductores alivió.
  • El enganche del espejo retrovisor y el salpicadero, son los lugares preferidos, para colocar aquello que más nos gusta destacar. Toda clase de muñecos, entre los que destacan los “Elvis”, el incombustible ambientador de pino y sus mil y una derivadas, los dados gigantes, los mini-guantes de boxeo, la hawaiana que baila hula-hula y la pata de conejo, han embellecido el frente de nuestros vehículos, dotándolos de personalidad.

Solo o acompañado de tus recuerdos, lo importante es viajar seguro y protegido. Fénix Directo ofrece Seguros de Coche y Moto con asistencia en viaje que además puedes personalizar de acuerdo a tus necesidades.

Más información:




FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

15 de octubre de 2012

Viajar en coche con tu perro


VIAJAR CON ANIMALESSi tienes perro es bastante probable que en algún momento te surja la necesidad llevarlo en el coche, para lo que deberás tomar las oportunas medidas de seguridad.
El reglamento de circulación prohíbe que los animales viajen sueltos en el vehículo, o en asiento delantero.

Viajar con el perro en el coche conlleva una serie de riegos para el conductor, los pasajeros y para la propia mascota. Por la seguridad de todos, es importante que el perro vaya correctamente amarrado.

Si es un animal pequeño, puedes utilizar un transportín homologado que se deberá colocar detrás del asiento delantero, en el suelo. Para animales de mayor tamaño hay dos opciones:


- Separado de los pasajeros por medio de una rejilla plegable homologada
- Utilizando un arnés de dos enganches, que va adherido a la correa por un lado y por otro al cinturón.

Evita que tu mascota saque la cabeza por la ventanilla, pues podría distraer a otros conductores, además de ser contraproducente para la salud del animal.
Recuerda que ellos también se marean el coche. Si esto sucede y tienes que bajarlo del automóvil asegúrate de sujetarlo primero con la correa, cuidando de que no salga a la carretera ante el riesgo de atropello, además de poner en peligro la seguridad de otros vehículos.

Procura no dejarlo solo en el coche, mucho menos en verano y llevar siempre agua suficiente.

Ante cualquier duda, consulta el Reglamento General de Circulación, artículos 18.1 y 3.1

También te puede interesar:

> Artículo Mascotas sobre ruedas de la Revista de Trafico y Seguridad Vial Num 203

Siempre seguro con Fénix Directo

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto