Mostrando entradas con la etiqueta parabrisas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta parabrisas. Mostrar todas las entradas

30 de noviembre de 2018

¿Está nuestro coche preparado para las estaciones más frías del año?

Cómo preparar el coche de cara al invierno - Fénix Directo Blog

Terminando casi el otoño y recibiendo en breve al invierno, llegamos a una época dura meteorológicamente hablando.

Días de frío, lluvia, incluso nieve y hielo, van a condicionar mucho a la hora de movernos en nuestro vehículo.

Por ello, tenemos algunos consejos para evitar posibles averías de cara al frío que, al mismo tiempo, alargarán la vida de nuestro vehículo.



Elementos más importantes a tener en cuenta:
  • Anticongelante. Añadir el nivel suficiente al líquido que se encarga de enfriar el motor. Esto evitará que algunos elementos del coche acaben congelados o corroídos. Tendremos que revisar siempre su nivel y rellenarlo para cuidar el circuito de refrigeración.
  • Batería. Asegurarnos de que cuenta con la energía adecuada para poder arrancar durante los meses más duros del año.
  • Frenos. Comprobar su correcto funcionamiento con una puesta a punto si fuera necesario para asegurarnos de que la frenada sea óptima en caso de lluvia o nieve.
  • Elementos de emergencia. Llevar siempre los que sean necesarios en la guantera y maletero, tales como: un rascador de hielo, una linterna, los triángulos de emergencia y herramientas.
  • Cadenas. Ver que éstas se ajusten y adapten a los neumáticos que llevamos en nuestro coche.
  • Aceite. Comprobar el nivel y la viscosidad que presenta y rellenarlo o cambiarlo cuando sea necesario limpiando el filtro del mismo.
  • Luces de cruce, largas y antinieblas. Observar que estén en perfecto estado ya que vamos a contar con menos horas de sol. Al haber más oscuridad y peor visibilidad, es conveniente encenderlas también durante el día para una mejor visibilidad.
  • Neumáticos. Ver la presión que tienen, ajustarla e incluso hacernos con unos neumáticos de lluvia y/o nieve si normalmente viajamos por zonas que presentan temperaturas más bajas.
  • Parabrisas. Éstos deben funcionar correctamente ya que en casos de precipitaciones van a ser nuestros mejores aliados ayudándonos a tener un mejor campo de visión.
  • Motor. Calentarlo al arrancar para que las piezas cojan calor y el sistema mecánico del coche no sufra en exceso.
  • Sistema antivaho y calefacción. Asegurarnos de que funcionen correctamente para evitar que los cristales y lunas se empañen mientras conducimos. De esta manera, también nos desharemos del hielo en el parabrisas.

Generalmente, lo más adecuado es ir observando cualquier avería que pueda surgir con posibilidades de ir a peor durante los próximos meses. Así, estaremos a tiempo de repararlas adelantándonos a las malas temperaturas.

Otros consejos en caso de lluvia: evitar el aquaplanning y los derrapes reduciendo la velocidad en terreno resbaladizo. En caso de niebla: utilizar las luces de cruce y las antiniebla ya que unas complementan a las otras y antes de maniobrar, frenar o hacer algún giro, señalizar aún con más antelación. En caso de viento fuerte: aminorar la marcha y prestar especial atención a la dirección del coche una vez que hayamos pasado una zona cubierta y protegida. A su vez, al encontrarnos con vehículos largos y de grandes dimensiones, extremaremos la precaución.

Nunca está de más tomar todas estas medidas comprobando el correcto funcionamiento del sistema del coche. A la larga, nos será rentable y ganaremos en seguridad. Nos ahorrará averías y algún que otro disgusto por tener que reparar el elemento que esté fallando.

¡Ánimo y feliz otoño-invierno!

Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

24 de agosto de 2018

Recomendaciones para conducir si hay tormenta

Recomendaciones para conducir si hay tormenta - FÉNIX DIRECTO Blog

Algunas provincias tienen aviso amarillo por tormentas, en una semana que ha sido complicada en cuanto al tiempo se refiere.

Las tormentas de verano son frecuentes en esta estación y mientras circulamos, puede sorprendernos una granizada o intensa lluvia.

Esto no tiene que suponer un problema si se sabe cómo actuar siguiendo una sencillas recomendaciones.

Lo principal es la buena visibilidad , siempre hay que seguir la máxima "ver y ser vistos", extremar la precaución y comprobar que los limpiaparabrisas, las luces y los neumáticos funcionan correctamente.

En caso de tormenta muy intensa, hay que considerar parar en lugar seguro hasta que escampe. Pero si no hay más remedio que seguir, entonces hay que tener en cuenta estas recomendaciones:

Granizo: es un fenómeno súbito e impredecible, uno de los más peligrosos y puede producirse en cualquier época del año.
  • Encender las luces cortas o de cruce.
  • Aumentar la distancia de seguridad y circular a la velocidad recomendable según las circunstancias.
  • Anticiparse a las curvas especialmente peligrosas en estas circunstancias.
  • Dependiendo de la intensidad, hay que ir adecuando la frecuencia del limpiaparabrisas y también encender el aire o la calefacción para que no se empañen los cristales.
  • Si hay que detenerse porque es muy intenso, nunca hacerlo en túneles o bajo puentes.

Lluvia intensa
  • Encender las luces de cruce.
  • Mantener la distancia de seguridad adecuada para no provocar efecto spray (salpicar a los demás coches).
  • Activar el limpiaparabrisas y el aire olas calefacción para que no se empañen los cristales. 
  • Evitar adelantamientos innecesarios y/o frenazos bruscos, puede producirse aquaplaning.
  • En caso de encontrar una balsa de agua, hay que sujetar el volante con firmeza y no acelerar ni frenar, pasar con suavidad.

Ante todo, mantén la calma y reacciona de manera tranquila, eso ayudará a tener mayor control del vehículo.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

15 de enero de 2018

Campaña de tráfico DGT: las condiciones del vehículo

Campaña de tráfico DGT: las condiciones del vehículo - Fénix Directo Blog

La Dirección General de Tráfico (DGT) lanza esta semana una nueva campaña especial de tráfico centrada en comprobar las condiciones de los vehículos: su adecuado mantenimiento, estado y elementos de seguridad, así como la documentación en regla.

Durante 2017, la antigüedad media de los vehículos que tuvieron accidentes con víctimas mortales fue de 13 años en turismos y casi 9 años en motos, cifras preocupantes que llevan a realizar este tipo de campañas.

Según estudios realizados, hay una relación directa muy estrecha entre la antigüedad del vehículo y el riesgo de fallecimiento o lesión grave en accidente y aumenta cuanto mayor es la "edad" del vehículo, llegando a ser más del doble en turismos de 15 a 19 años.

De ahí la necesidad de incidir en la importancia de un correcto mantenimiento del vehículo y las comprobaciones periódicas.

Los principales elementos a comprobar serán:
  • Neumáticos
  • Frenos
  • Luces y señalización
  • Parabrisas
  • Documentación

Neumáticos

Los neumáticos, al ser el único punto de contacto con la carretera, son decisivos en la seguridad del vehículo porque permiten controlar la adherencia, la frenada y el deslizamiento lateral. Pero se estima que un 5% de los vehículos circulan con defectos graves en los neumáticos, sobre todo la profundidad del dibujo que no alcanza el mínimo legal 1.6 mm, una mala presión o suspensión.

Alumbrado y señalización

Ver y ser visto es un factor fundamental a la hora de circular con un vehículo.
Las lámparas reducen su intensidad con el paso del tiempo, es aconsejable cambiarlas cada 40.000 kms o 2 años y de dos en dos ya que su uso es simétrico. Hay que limpiar periódicamente los faros y los pilotos.

Es obligatorio llevar encendidas las luces desde la puesta hasta la salida del sol, en túneles y pasos inferiores y si se circula por un carril reversible. Las motos también deben hacerlo el resto del día.

Otros elementos
  • Placa de matrícula: correctamente visible y sin manipular.
  • Parabrisas: sin daños, ya que es una pieza básica en la resistencia estructural del vehículo.
  • La documentación obligatoria siempre es: 
    • Permiso de circulación del vehículo
    • Tarjeta de ficha técnica o ITV
Este año entran en vigor nuevas comprobaciones en la ITV, que afectan sobre todo a la comprobación de las emisiones.

También en la Unión Europea hay una creciente preocupación por los accidentes causados por fallos técnicos y la Comisión Europea trabaja en nuevas normas para reducir la siniestralidad.


3 de enero de 2018

Consejos para conducir con hielo

Consejos para conducir con hielo - Fénix Directo Blog

El hielo es uno de los fenómenos más habituales y peligrosos del invierno pero sin embargo de los más imperceptibles a la vista y hace que el coche patine.

Es uno de los factores climáticos que más accidentes produce junto con la nieve, sobre todo en zonas de temperaturas muy frías.

Por eso es importante no sólo saber cuándo se puede formar hielo, sino también qué zonas son especialmente favorables para que haya.


Hay que prestar especial atención en las siguientes zonas:
  • En los puertos de montaña, donde las temperaturas suelen bajar de los 0ºC.
  • En zonas húmedas o de sombra.
  • En pasos subterráneos: salidas y entradas de túneles.
  • En cunetas sin vegetación o con mucha humedad.
  • En badenes.
  • Por la noche cuando descienden las temperaturas.

Si te encuentras con hielo en la calzada, sigue estos consejos para evitar contratiempos:
  • Reduce poco a poco la velocidad.
  • Utiliza marchas largas para evitar que los neumáticos patinen.
  • No hagas cambios bruscos de dirección.
  • Frena suavemente, puede que se pierda toda la adherencia. A partir de 7ºC los neumáticos convencionales empiezan a ser menos efectivos.
  • Fíjate en el comportamiento de los vehículos precedentes o alrededor.

Si vives en una zona de heladas frecuentes, piensa en instalar unos neumáticos especiales de invierno.

Antes de iniciar un viaje, consulta el estado de las carreteras y la información del tiempo, para prevenir imprevistos.

Por supuesto, es recomendable hacer una revisión del vehículo antes de iniciar la estación fría. También es conveniente revisar la presión a menudo.

Si crees que vas a circular por una zona de nieve, asegúrate de llevar unas cadenas adecuadas.

Para evitar que el cristal se empañe o hiele, un truco casero consiste en frotar el parabrisas por fuera y por dentro con una patata cortada. Y si encuentras que hay hielo, nieve o escarcha y tardan bastante en derretirse, lo más práctico es utilizar un rascador o rasqueta de plástico y puedes ayudarte echando un poco anticongelante.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

20 de enero de 2017

Consejos para conducir con lluvia o granizo de forma segura

Fénix Directo blog - Consejos conducir lluvia o granizo

En esta época invernal de clima inestable y cambiante, podemos encontrarnos con fenómenos meteorológicos adversos inesperados.

Si comienza a llover o granizar con relativa intensidad, conviene extremar la precaución y seguir unas pautas.

A continuación vamos a describir cada circunstancia y los pasos o recomendaciones a seguir para aumentar la seguridad circulando.



Lluvia
  • Según en qué zonas, la lluvia es bastante frecuente. 
  • Dependiendo de su intensidad, limita mucho la visibilidad y obliga a usar constantemente el limpiaparabrisas.
  • Durante un periodo prolongado y en abundancia, se puede acumular agua en la carretera y formar balsas.
  • Hay que tener especial cuidado con el "aquaplaning" y las balsas de agua.
Granizo
  • Es un fenómeno poco habitual pero muy molesto y peligroso, precisamente por su escasa frecuencia.
  • Es súbito e inesperado y puede producirse en cualquier época del año.
  • Su ruido al golpear con el coche aumenta el estrés.
  • Reduce la adherencia de los neumáticos a la carretera por el frío del hielo y la forma redondeada del granizo, creando un efecto resbaladizo.
Recomendaciones generales
  • Ante cualquier fenómeno meteorológico adverso, seguir siempre el lema "ver y ser visto", por lo tanto, hay que encender las luces de cruce.
  • Encender el sistema de calefacción para evitar el vaho y que se empañen los cristales. 
  • Usar el limpiaparabrisas a la velocidad adecuada según la intensidad de precipitación.
  • Hay que aumentar la distancia de seguridad para no provocar un accidente si se pierde el control del vehículo y para no hacer efecto "spray" a otros vehículos.
  • También se debe reducir la velocidad.
  • Evitar adelantamientos si no son estrictamente necesarios.
  • No frenar bruscamente, se puede producir "aquaplaning" y perder el control del coche o derrape con granizo.
  • Ante una balsa de agua, no frenar de repente, sujetar bien el volante y pasar despacio.
  • En las curvas, especial atención y anticipación.
  • Si la lluvia o el granizo son muy intensos e impiden la visibilidad, mejor detener la marcha en un lugar seguro fuera de la carretera, y reanudarla cuando mejore el tiempo. Nunca hay que detenerse en túneles o bajo puentes entorpeciendo la circulación.
  • Evitar pisar las líneas blancas de la carretera.
Y ante todo, sentido común y tranquilidad. Son los mejores aliados de una conducción segura.

Otros temas de interés



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto