Mostrando entradas con la etiqueta limpiar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta limpiar. Mostrar todas las entradas

19 de febrero de 2018

Consejos para limpiar tu moto en invierno

Consejos para limpiar tu moto en invierno - Fénix Directo Blog

La moto, al ser un vehículo de 2 ruedas y tener más partes al descubierto, es normal que se ensucie a menudo.

Requiere mayor atención que un coche en este sentido y no sólo en cuanto a estética, sino que también le da un mejor estado de conservación y durará más.

Además, especialmente en invierno con el frío, el viento y la nieve, la moto sufre más que en otras épocas del año y es más importante lavarla bien.


A continuación te damos algunos consejos para mantener la moto como nueva en invierno con una limpieza sencilla pero efectiva:

  • Si tu moto duerme en la calle, no está de más taparla con una funda impermeable pero transpirable, para evitar los efectos de la lluvia, nieve y bajas temperaturas.
  • Cualquier limpieza hazla siempre con la moto en frío y el contacto apagado.
  • Tapa el tubo de escape con una bolsa y fíjala con cinta o similar para que no entre agua.
  • Cubre con una pulverización de lubricante las partes delicadas como manguitos, manetas de frenos, plásticos mates y gomas.
  • En invierno procura limpiar las ruedas cada vez que vuelvas de usar la moto en carreteras que tengan sal, es muy corrosiva y perjudica la carrocería.
  • El agua siempre tiene que ser fría (el agua caliente acelera la corrosión y reparte la sal para deshielo que pueda haber pegada a los neumáticos).
  • En caso de necesitar quitar manchas más resistentes, puedes usar agua templada en un cubo y frotar con un paño o esponja, pero nunca uses agua caliente con manguera.
  • También puedes usar un líquido desengrasante para zonas con más suciedad, pero que no sea abrasivo. con una brocha y paciencia, llegarás a todos los recovecos.
  • Para la limpieza general, usa una esponja y jabón neutro con suavidad para no rayar la pantalla o el carenado.
  • Enjuaga bien a medida que enjabonas, no dejes que el jabón se seque.
  • Puedes secar con una bayeta, trapo, gamuza o similar para un mejor acabado. Existen guantes especiales para secar y también puedes dar un último toque con papel de cocina, quedará reluciente.
  • Limpia bien la cadena con gasoil y engrásala de nuevo (usa caballete para más comodidad), normalmente se hace cada 500km pero en invierno aún más con la corrosión. Cuidado con no manchar el neumático con grasa que puede producir deslizamientos.
  • Si te ves con ganas, puedes rematar el acabado encerando los cromados y plásticos, estará como nueva.

Y no te olvides de llevar siempre a mano la información de asistencia en viaje para evitar cualquier imprevisto.


También te puede interesar




FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

8 de mayo de 2017

Mantenimiento del aire acondicionado del coche

 Mantenimiento del aire acondicionado del coche - Fénix Directo Blog

Llega el buen tiempo y se produce un aumento en las temperaturas, incluyendo las del interior del coche.

Para paliarlas y conseguir una conducción más confortable, la mayoría de los vehículos incorporan de serie el aire acondicionado o el climatizador.

Con el climatizador, a diferencia del aire acondicionado, no es necesario regular la velocidad del ventilador o las salidas del aire, basta con seleccionar una temperatura y el sistema se encarga de mantenerla estable.

Además, si es bizona, se pueden seleccionar temperaturas diferentes en el lado del conductor o copiloto.

Pero como todo componente del vehículo, este sistema de refrigeración necesita algo de mantenimiento.

Siguiendo unos pequeños consejos, se puede conseguir mantener su eficiencia y prolongar su duración:
  • Limpiar la basura que se encuentre en la base exterior del limpiaparabrisas, donde se encuentran las entradas de aire del exterior.
  • No obstruir las salidas del aire acondicionado en el interior del vehículo, orientando las rejillas de forma que distribuya por todo el habitáculo.
  • Si el vehículo ha estado durante un tiempo expuesto al sol, abrir primero todos los cristales para ventilar y bajar la temperatura. Después encender el aire acondicionado y utilizar los primeros minutos la “recirculación”, que permitirá un enfriamiento más rápido. Una vez conseguida la temperatura deseada, desconectaremos  la “recirculación”
  • En invierno se debe conectar el aire acondicionado unos minutos, al menos una vez a la semana, para permitir que el refrigerante circule por el circuito. Además es la mejor opción para desempañar los cristales en combinación con la calefacción.
  • Finalmente y como costumbre, hay que desconectar el aire acondicionado antes de apagar el motor, el equipo de climatización nos lo agradecerá.

Sencillos consejos, fáciles de llevar a cabo, que evitarán más de una avería y alargarán la vida del coche y su sistema de refrigeración.

Y si necesitas el mejor seguro, no te “calientes la cabeza”, contrata tu póliza de seguro para coche, moto o ciclomotor en Fénix Directo.


TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto