Mostrando entradas con la etiqueta frio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta frio. Mostrar todas las entradas

17 de febrero de 2017

Ventajas de los neumáticos de invierno

Neumáticos de invierno - Fénix Directo Seguros Blog

En época invernal, dadas las condiciones meteorológicas adversas, aumenta el riesgo al circular.

La lluvia, el hielo o la nieve son factores que producen una pérdida de agarre mayor en los neumáticos.

Para situaciones especiales u ocasionales, las cadenas de nieve pueden sacar de un apuro.

Pero si te encuentras en una zona donde nieva frecuentemente y las carreteras son poco transitables o peligrosas, lo más recomendable es colocar neumáticos específicos de invierno.

Además, hay países europeos donde exigen su uso para poder circular por sus vías.

A continuación te contamos las características de estos neumáticos y sus ventajas.

Sus principales diferencias con los neumáticos normales son:
  • Tienen un dibujo más estriado, laminado, anguloso y con más recortes, para favorecer el agarre a la calzada y expulsar el agua.
  • Están compuestos de caucho más flexible ante bajas temperaturas.
Ventajas de los neumáticos de invierno:
  • Más cómodos que las cadenas, pues se instalan al principio de la estación fría y no se cambian hasta que acaba.
  • Menor riesgo que las cadenas, mucha gente no sabe montarlas bien, se pierde tiempo y se corre riesgo en la carretera mientras se ponen.
  • Las cadenas pueden dañar al neumático, así con los neumáticos de invierno se evitan averías.
  • Tienen mejor adherencia, tracción y frenada, proporcionan más seguridad.
  • Al principio, comprar estos neumáticos puede suponer un gasto extra, al tener dos pares más, pero como se combina su uso, la duración también será doble, siempre y cuando los que no se utilizan se almacenen y conserven correctamente.
  • Lo recomendable es ponerlos en octubre y cambiarlos en marzo, pues usarlos en estaciones cálidas supondría mayor desgaste y peor rendimiento.
  • Sobre todo compensan en zonas de montaña, donde nieva o hiela a menudo.
  • No sólo sirven sobre nieve, en superficies secas o mojadas con temperaturas inferiores a 7º tienen muy buen funcionamiento.
  • Tienen menor riesgo de aquaplaning porque expulsan bien el agua.
Suelen costar un 10% más que los neumáticos comunes. Teniendo en cuenta estos datos, puedes valorar si te conviene sustituirlos.

En una próxima entrada, hablaremos sobre su uso obligado en algunos países europeos y las sanciones por no llevarlos.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

20 de enero de 2017

Consejos para conducir con lluvia o granizo de forma segura

Fénix Directo blog - Consejos conducir lluvia o granizo

En esta época invernal de clima inestable y cambiante, podemos encontrarnos con fenómenos meteorológicos adversos inesperados.

Si comienza a llover o granizar con relativa intensidad, conviene extremar la precaución y seguir unas pautas.

A continuación vamos a describir cada circunstancia y los pasos o recomendaciones a seguir para aumentar la seguridad circulando.



Lluvia
  • Según en qué zonas, la lluvia es bastante frecuente. 
  • Dependiendo de su intensidad, limita mucho la visibilidad y obliga a usar constantemente el limpiaparabrisas.
  • Durante un periodo prolongado y en abundancia, se puede acumular agua en la carretera y formar balsas.
  • Hay que tener especial cuidado con el "aquaplaning" y las balsas de agua.
Granizo
  • Es un fenómeno poco habitual pero muy molesto y peligroso, precisamente por su escasa frecuencia.
  • Es súbito e inesperado y puede producirse en cualquier época del año.
  • Su ruido al golpear con el coche aumenta el estrés.
  • Reduce la adherencia de los neumáticos a la carretera por el frío del hielo y la forma redondeada del granizo, creando un efecto resbaladizo.
Recomendaciones generales
  • Ante cualquier fenómeno meteorológico adverso, seguir siempre el lema "ver y ser visto", por lo tanto, hay que encender las luces de cruce.
  • Encender el sistema de calefacción para evitar el vaho y que se empañen los cristales. 
  • Usar el limpiaparabrisas a la velocidad adecuada según la intensidad de precipitación.
  • Hay que aumentar la distancia de seguridad para no provocar un accidente si se pierde el control del vehículo y para no hacer efecto "spray" a otros vehículos.
  • También se debe reducir la velocidad.
  • Evitar adelantamientos si no son estrictamente necesarios.
  • No frenar bruscamente, se puede producir "aquaplaning" y perder el control del coche o derrape con granizo.
  • Ante una balsa de agua, no frenar de repente, sujetar bien el volante y pasar despacio.
  • En las curvas, especial atención y anticipación.
  • Si la lluvia o el granizo son muy intensos e impiden la visibilidad, mejor detener la marcha en un lugar seguro fuera de la carretera, y reanudarla cuando mejore el tiempo. Nunca hay que detenerse en túneles o bajo puentes entorpeciendo la circulación.
  • Evitar pisar las líneas blancas de la carretera.
Y ante todo, sentido común y tranquilidad. Son los mejores aliados de una conducción segura.

Otros temas de interés



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

16 de enero de 2017

Cómo colocar las cadenas para nieve

Cómo colocar las cadenas para nieve - Fénix Directo
En el artículo anterior, explicamos los niveles de dificultad para circular con nieve y los tipos de cadenas que existen en el mercado. Puedes consultarlo aquí.

Hoy vamos a tratar cómo se colocan las distintas cadenas, cuáles son más fáciles de poner y cuánto se tarda en instalarlas.

Las cadenas siempre deben instalarse únicamente en las ruedas motrices. Si es un vehículo 4x4 se recomienda ponerlas en todas las ruedas, pero en este caso es mejor consultar el manual del vehículo para asegurarse.

Las cadenas metálicas, tanto de tensión manual como de tensión automática, se instalan en aproximadamente 20 minutos, aunque requieren un poco de práctica previa y las manuales hay que volver a ajustarlas tras circular unos 25km. Son las más comunes y utilizadas por su bajo precio, pero rayan las llantas. La velocidad máxima para circular es de 50 km/h. Para colocarlas, hay que:
  • Extenderlas en el suelo bien desenrolladas. 
  • Se estira el cable de acero por detrás de la rueda y se engancha, según las instrucciones del modelo concreto.
  • Hay que colocar toda la cadena por la banda de rodadura y avanzar el coche unos metros para que la ruede quede cubierta.
  • Por último, se terminan de unir los enganches y tensores. Si está bien colocada, lo sabrás porque sólo hay una forma de que encajen todos a la vez.
Recuerda que cuando ya no haya nieve en carretera debes desinstalarlas porque pueden provocar daños al neumático e incluso llegar a romperse.

Las cadenas textiles funcionan como una funda para la rueda y se ponen en apenas 10 minutos, no se puede ir a más de 40 km/h:
  • Lo recomendable es empezar a ponerlas por la parte superior del neumático comprobando que están del lado correcto y se ajustan bien, estirando para que encajen perfectamente.
  • A continuación hay que hacer avanzar el coche unos metros para cubrir la parte de la rueda que pisaba el suelo y completar el enfundado.
  • Aunque no esté perfectamente centrada, al comenzar la circulación se terminarán de acoplar.
Hay que quitarlas inmediatamente cuando no haya nieve, porque se rompen fácilmente y se tienen que lavar a final de cada uso.

Las cadenas mixtas de metal y textil también están a medio camino en tiempo de instalación entre unas y otras. Se tarda unos 12-15 minutos:
  • Se extienden en el suelo como las metálicas y se colocan en la rueda de forma similar, pero no tienen tensores.
  • Una vez puestas en el neumático, se hace avanzar el coche para que cubran totalmente.
Igual que las de tela, si no quedan totalmente centradas, se colocan solas al iniciar la marcha. Y también hay que quitarlas inmediatamente cuando desaparezca la nieve.

Las cadenas de tipo araña son las más fáciles de colocar porque son semiautomáticas. 
  • Se fija el disco a la llanta (a los tornillos).
  • Después se fijan los agarres al neumático.
Son las más eficaces pero tienen un elevado precio. Se recomiendan en zonas de climas extremos y nevadas abundantes y frecuentes.

Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

9 de enero de 2017

Revisión del coche en invierno

Blog Fénix Directo seguros - Revisión del coche en invierno

Ante la llegada de los meses más fríos del año, siempre es conveniente realizar una revisión de los puntos claves del vehículo para evitar problemas mecánicos y afrontar mejor las condiciones climatológicas adversas.

En invierno se detectan averías que en verano no se manifiestan, puede ser por causa de la humedad, las heladas o la corrosión.

Es conveniente prestar atención a los siguientes elementos del vehículo y arreglar o cambiar los que sean necesarios:

  • Climatización: además de hacer el trayecto más agradable con calor, es un sistema que aporta seguridad ya que ayuda a evitar el empañado de cristales y permitir una correcta visibilidad.
  • Suspensión: clave para la estabilidad del vehículo. Especial atención a los amortiguadores
  • Neumáticos: si vives en una zona de frecuentes heladas y/o nevadas, puede que sea aconsejable cambiar a los específicos de invierno. Comprueba la profundidad del dibujo observando las marcas de desgaste y mira si tienen alguna grieta o corte. Aunque no se usen mucho, el paso del tiempo los desgasta, pierden agarre y elasticidad, por eso hay que cambiarlos cada 5 años.
  • Sistema eléctrico: es especialmente sensible a las temperaturas bajas.
  • Batería: con el frío suelen fallar más. Una batería dura entre 3 y 5 años y se puede diagnosticar su estado mediante un análisis en el taller.
  • Luces: basta con verificar el funcionamiento de las mismas, y si necesitas regular la altura de los faros, acude a tu taller de confianza.
  • Limpiaparabrisas: en invierno es un componente especialmente importante para la visibilidad. Además, debe llevar un líquido limpiador adecuado y aditivo anticongelante.
  • Luneta térmica: ayuda a desempañar el coche.
  • Filtros: el de partículas se suele cambiar cada 2 años y el de combustible a veces cada año.
  • Aceite: los cambios de aceite están indicados por el fabricante y se deben realizar en un taller especializado. Revisa frecuentemente los niveles.
Además de la revisión, asegúrate de llevar en el coche todos los elementos y documentos obligatorios como chaleco reflectante, triángulos, papeles del vehículo... así como los recomendados para evitar contratiempos en caso de imprevisto: pinzas para la batería, linterna, ropa de abrigo, herramientas...

En este vídeo informativo de Fénix Directo te contamos lo que necesitas en tu vehículo


Y recuerda siempre tener a mano el número de asistencia en viaje, por si fuera necesario llamar a la grúa.

Disfruta de los paisajes invernales con seguridad.


Más información




FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto