Mostrando entradas con la etiqueta fenix directo seguro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fenix directo seguro. Mostrar todas las entradas

5 de septiembre de 2018

Distintos tipos de neumáticos para tu moto

Distintos tipos de neumáticos para tu moto - Fénix Directo
Se acerca el otoño y con él, el mal tiempo y las precipitaciones. Es en estos días cuando debemos tener aún más precaución a la hora de elegir qué tipo de moto queremos y cuáles son los neumáticos más adecuados.

El neumático es el elemento de seguridad más importante, ya que están en continuo contacto con la calzada y de su estado depende la estabilidad de la moto.

También es importante elegir neumático en función del uso o la zona por la que se va a transitar, no es lo mismo un neumático para carretera que para campo, el agarre difiere.

A continuación, presentamos las distintas variedades de neumáticos que existen, sin olvidar que la adherencia del mismo va a ser el factor fundamental en nuestra elección para poder viajar con total seguridad:
  • Deportivos o sport. Estos neumáticos normalmente presentan poco dibujo y, en su mayoría, toda moto deportiva cuenta con ellos. Su parte central es dura y los laterales más blandos. Por ello, no suelen durar mucho en el tiempo a pesar de ofrecer muy buenas prestaciones. En pavimento seco presentan un agarre muy bueno, mientras que en días de lluvia no van a ser los más adecuados.
  • Las motos deportivas y de carretera se caracterizan por sus neumáticos sport touring. Se trata de motos que alcanzan mayores velocidades y generalmente son más cómodas. Sus neumáticos muestran un buen agarre con una resistencia a la larga y tienen una duración mayor que los sport. Este tipo de rueda sale más rentable debido a que la banda de rodadura tiene mucho dibujo. Gracias a ella, son motos muy seguras en días con climatología adversa.
  • Los neumáticos mixtos o trail están formados por un gran relieve para que agarre mejor al terreno sobre el que se circula. Son motos con gran cilindrada apropiadas  para circular ya sea por campo o carretera. Los tacos que llevan incorporados nos permiten disfrutar de ella por todo tipo de terreno.
  • El neumático touring se asocia a las motos de carretera. Tienen una temperatura de funcionamiento no muy alta y están hechos con goma dura. Muy seguros en pavimento mojado y de larga duración, por lo que pueden ser una elección correcta para circular por ciudad.
  • En el caso de las motos de competición (trial y supermotard), éstas van equipadas con neumáticos de pista o de circuito, también conocidos como slick. Ya que son completamente lisos, aportan una superficie de contacto total. Están reservados para competiciones y son muy fiables a la hora de conducir sobre asfalto y en tramos de muchas curvas. En estos casos, lo primordial es la ligereza de la moto: manillar alto, chasis y tanque de depósito pequeño… Además, hay que prestar especial atención a este tipo de neumático ya que algunos no están homologados para circular por carretera. Los modelos que sí lo estén, llevarán una marca indicando “DOT - race” (Department of Transportation; en español «Departamento de Transporte – carrera»).
  • Las motos todoterreno llevan neumáticos cross (también conocidos como off-road) con tacos más anchos para poder adherirse a cualquier zona por la que circule, normalmente tierra o caminos. Estas motos suelen ser ligeras y estrechas, con una buena suspensión y un asiento alto. También habrá que informarse sobre la moto en cuestión sabiendo si está homologada para carretera.
  • Scooter. Este tipo de moto es ideal para circular por ciudad: tienen neumáticos de menor diámetro, lo que permite que duren años y años y que podamos conducir por zona urbana durante largas temporadas.

Otra información básica a tener en cuenta
  • La superficie de rodadura: es la zona de contacto entre la calzada y la moto. Nos da comodidad en la conducción.
  • La presión de inflado: es básica y va a determinar cómo será la conducción de nuestra moto. El fabricante informa este dato en el manual y en la palanca de la rueda trasera.
  • La profundidad del dibujo: el mínimo establecido es de 1,6 milímetros. El dibujo de la rueda nos irá indicando el desgaste de la misma, por lo que es recomendable revisarlo a menudo.
  • El contorno, las ranuras y el dibujo del neumático: el contorno hará que nos sea más fácil maniobrar mientras que las ranuras del dibujo expulsan el agua almacenada en días lluviosos y con suelo mojado. En el caso de disponer de un número elevado de ranuras, circularemos más seguros.
Como bien sabemos, las ruedas son la parte de la moto que contacta de forma directa con el asfalto y la calzada. De esta manera, tendremos que hacer todo lo posible por elegir el neumático que mejor se adapte a nuestras necesidades y el que nos dé más seguridad a la hora de desplazarnos.



También te puede interesar


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

13 de febrero de 2014

Amortiguadores y seguridad activa

Amortiguador del coche - Fenix Directo Blog
Los amortiguadores son una pieza clave para la suspensión y fundamental para la seguridad activa del coche, pues una de sus funciones principales es la de mantener las ruedas en permanente contacto con la carretera.

Los amortiguadores afectan a la estabilidad del automóvil, pues son los elementos encargados de frenar y mitigar los rebotes continuos del chasis.

El deterioro del sistema de amortiguación puede provocar pérdida de eficacia en la frenada y de adherencia al suelo, lo que es a su vez causa del conocido fenómeno aquaplanning, de la pérdida de estabilidad o incluso de una iluminación deficiente por las continuas oscilaciones del vehículo, por lo que no sólo se ve afectada nuestra visibilidad, sino que corremos también el riesgo de deslumbrar por la noche a los vehículos que circulan por el carril opuesto.


¿Cómo puedes detectar que los amortiguadores están en mal estado?

Los amortiguadores influyen directamente en el comportamiento de los frenos y la dirección. Su desgaste provoca que la distancia de frenada aumente, que los sistemas ABS y el control de estabilidad pierdan eficacia o que el volante vibre.

Si los amortiguadores están en mal estado notarás la sensación de cierta inseguridad en las curvas o al pasar por un bache, verás que los neumáticos se desgastan de forma irregular y prematura. Esto incide directamente en la seguridad, pues podría causar la pérdida de control del automóvil.

Otra forma más técnica de supervisarlo es observar directamente el amortiguador para detectar posibles fugas de aceite o, si al ejercer presión sobre la carrocería del coche el amortiguador rebota más de una vez.

Algunos estudios afirman que detectar el deterioro de los amortiguadores no es fácil, pues como el desgaste es progresivo, el conductor se acostumbra de forma inconsciente a una suspensión deficiente.
Por eso son muy importantes las revisiones periódicas de tu coche, al menos una vez al año o cada 20.000 km. En el caso de que sea necesario sustituirlos y por razones de equilibrio y seguridad, es conveniente cambiar los dos de cada eje.

De su eficacia depende también nuestro confort. Si están en mal estado provocan fatiga en el conductor y ocupantes. No te arriesgues. La mejor prevención son las revisiones periódicas en el taller o en tu concesionario oficial.

Fénix Directo por una conducción segura.

FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

10 de enero de 2013

Conducir por puertos de montaña


puerto de montañaCuando subimos o bajamos puertos de montaña con nuestro coche a menudo nos surgen dudas: qué marcha utilizar, cómo usar los frenos, etc.
Aunque hay algunos consejos generales de seguridad, cada conductor debe ser consciente de sus circunstancias particulares y adaptar la conducción, teniendo en cuenta factores como la carga que transporta, el estado de la vía y la meteorología.

El hielo en la calzada hace que la adherencia de los neumáticos disminuya de forma muy importante, por lo que debemos evitar los acelerones bruscos.

Sube la pendiente manteniéndote a la derecha, de forma relajada y cambia de marcha sólo cuando sea necesario. Te ayudará a tomar las curvas de forma más segura y pausada sin disparar el consumo de combustible y los frenos y ruedas sufrirán menor desgaste.

Respeta siempre la velocidad máxima permitida y la señalización que te indica en todo momento la dirección de la curva y su peligrosidad.

Durante el descenso intentaremos que la velocidad sea constante el máximo tiempo posible. Al bajar, el eje delantero es el que recibe mayor peso, por lo que en el momento de frenar, la tendencia es a desplazarnos hacia delante aún más. Para equilibrar el agarre, es importarte frenar de forma progresiva. Frenar en exceso podría hacer que nos salgamos fuera de la carretera.
Cíñete a tu carril y pon especial cuidado en las curvas para no invadir el carril contrario.

Con hielo en la calzada actuaremos igual que en caso de nieve: arranca el vehículo con marchas largas, reduce la velocidad, evita frenar en exceso. Es preferible actuar sobre el volante y los pedales, y si el coche no dispone de sistema ABS, frena con el motor cuando sea posible.

También te puede interesar:


TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto