Mostrando entradas con la etiqueta evitar accidentes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta evitar accidentes. Mostrar todas las entradas

21 de septiembre de 2018

Consejos para evitar las averías más comunes en el coche

Consejos para evitar las averías más comunes en el coche
Un correcto uso del coche puede ayudarnos a evitar algunas de las averías más frecuentes con las que podemos encontrarnos.

Siguiendo estos consejos te ayudaremos a prevenir las averías más comunes y mantener tu coche siempre en buen estado.



- EGR (Recirculación de Gases de Escape). Es una válvula ubicada entre el colector de admisión y el escape que se encarga de reducir el humo de la combustión del motor en los cilindros para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno.

El elevado consumo de combustible, la dificultad en el arranque, la falta de potencia, el exceso de humos o los tirones cuando el coche está en marcha, son algunos de los principales síntomas de su mal funcionamiento.

El hollín acumulado en la válvula es unas de las principales causas de sus averías, para intentar evitarlo es aconsejable acelerar un par de veces de forma sostenida cuando el motor del vehículo esté en marcha y caliente.



- Turbo. Es un sistema encargado de sobrealimentar los propulsores del coche aumentando la potencia del motor. Una turbina, es la encargada de elevar la cantidad de aire que entra en la cámara de combustión consiguiendo una mayor potencia en el motor con cilindradas más bajas.

El humo azul en el tubo de escape, silbidos frecuentes durante la conducción, fallo de potencia o luz de fallo del motor son algunos de los síntomas que pueden alertarnos de una fallo en el turbo.

Para contribuir al su buen cuidado es conveniente dejar la mecánica en ralentí tras el arranque y antes de apagar el motor. De esta forma favoreceremos que la pieza se lubrique correctamente impidiendo su rápido deterioro.



- Catalizador. La principal función del catalizador es reducir los niveles de contaminación provocados por los gases generados durante la combustión. Está ubicado en el sistema de escape y es uno de los elementos clave a la hora de contribuir en la reducción del impacto ambiental.

Los ruidos metálicos en la parte inferior del vehículo, olor extraño en el escape, humo denso, reducción en la potencia o que el coche se cale con frecuencia pueden alertarnos de que el funcionamiento del catalizador no es el adecuado.

Una conducción moderada sin cambios bruscos y el empleo de un combustible de alta calidad favorecerán la larga duración del catalizador.



Inyectores. Estas electroválvulas son las encargadas de suministrar la cantidad exacta de combustible requerida por el motor. El uso de combustible de baja calidad y el desgaste de la propia pieza son algunos de los motivos más comunes en este tipo de averías.

No apurar la reserva, cambiar el filtro de combustible de forma habitual, al menos cada 30.000kms nos ayudarán a mantener los inyectores en correcto estado.



- Embrague. El embrague es el encargado de transmitir la potencia del motor hasta la caja de cambios del automóvil permitiendo el cambio de marcha.

Las vibraciones y los ruidos no habituales durante el cambio de marchas nos alertarán de que existe algún problema en su funcionamiento.



Para contribuir a una larga duración de esta pieza es importante realizar los cambios de marcha soltando el pedal con suavidad y evitando pisar el pedal durante la circulación.




Más información


21 de noviembre de 2016

Circular con las luces encendidas durante el día

Conducir con las luces durante el día
Durante los meses invernales, la niebla, la lluvia o las nevadas y las pocas horas de luz obligan a los conductores a forzar sus sentidos al volante. Por este motivo es fundamental ver y ser visto.

En estas situaciones en que las condiciones climatológicas son adversas, la DGT aconseja circular con las luces de cruce incluso durante el día, especialmente cuando circulamos por carretera.

Todos los estudios indican que un coche con las luces encendidas es percibido por el ojo al doble de distancia. Las luces generan un mayor contraste y hacen que sea mucho más fácil calcular correctamente la distancia a la que circula un coche facilitando maniobras especialmente peligrosas como los adelantamientos.

Las principales ventajas del empleo de las luces durante el día son las siguientes:

  • Permiten detectar la presencia de otros vehículos con mayor antelación y distinguirlos de los que están parados.
  • Aumenta la visibilidad de nuestro vehículo. Un coche con las luces encendidas es visible es visible desde 240 metros de distancia incluso en condiciones de lluvia y niebla. Esta distancia se reduciría a la mitad en caso de llevarlas apagadas.
  • Mayor comodidad para los conductores. Acostumbrarse a circular con luces diurnas fuera del tráfico urbano evitará tener que estar pendientes de encenderlas al entrar en un túnel o si empieza a llover, lo que permite al conductor centrar su atención en otros aspectos de la conducción. Al reducir el estrés en la conducción aumentamos la seguridad del tráfico.
  • Evitar el riesgo en situaciones críticas. Los bancos de niebla, las nubes de polvo o la lluvia intensa son situaciones imprevistas en las que, en muchas ocasiones, los conductores no tienen tiempo suficiente para reaccionar. Olvidarse de encender las luces en alguna de estas situaciones es más común de lo que pensamos, por ello llevar las luces encendidas siempre ayudará a evitar posibles accidentes.
  • Evitar sanciones. Es posible que olvidemos poner las luces al atravesar un banco de niebla inesperado o al circular por un túnel, encender las luces siempre evitaría poder ser multado en cualquiera de estas situaciones.

Para algunos circular con luces durante el día también tiene inconvenientes relacionados con el aumento de consumo de combustible, el desgaste del alternador, el desgaste de las lámparas o el oscurecimiento de los faros.  En cualquier caso, desde el punto de vista de la seguridad vial circular con luces diurnas o luces de cruce es más que aconsejable.

La DGT insiste en la necesidad de revisar los sistemas de alumbrado y recuerda que en caso de avería del alumbrado durante la conducción, deberá reducirse la velocidad hasta que el vehículo pueda detenerse en una zona iluminada.


Más Información

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto