Mostrando entradas con la etiqueta comodidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta comodidad. Mostrar todas las entradas

12 de noviembre de 2018

Conducir una scooter en invierno

Conducir una scooter en invierno - Fénix Directo Blog

Queda poco para la llegada de la estación invernal, pero no hay motivo para abandonar nuestra moto.

También con el frío se puede disfrutar de las ventajas de conducir uno de los vehículos más rápidos y prácticos.

A parte de la bicicleta, es una de las opciones más fáciles, seguras y económicas para circular por ciudad.

Es cierto que si llueve o hace viento, es más incómodo montar en scooter que en coche pero la rapidez y efectividad a la hora de aparcar son innegables.

¿Que ventajas tiene conducir una scooter, también en invierno?

Es muy fácil de conducir: no tiene caja de cambios y su conducción es muy sencilla.  Al arrancar la moto, se acelera con la mano derecha y se frena con ambas.

Evita atascos: una scooter puede sortear los demás vehículos circulando entre ellos, con cuidado siempre y a velocidad adecuada.

Mayor protección que en moto convencional: el escudo frontal para colocar las piernas y su parabrisas frontal, ayudan a protegernos de los elementos externos como lluvia o polvo y los paramanos evitan mojarnos los guantes o los brazos.

Cuestión de equipamiento: existen numerosos accesorios especiales para montar en moto en invierno como guantes calefactables, Y se puede colocar una manta térmica para las piernas. Puedes encontrar algunos aquí.

Comodidad: al estar diseñadas para ir sentados, el asiento de las scooter es amplio y permite al conductor adoptar una postura muy cómoda para evitar molestias en la espalda.

Supone un ahorro importante en combustible: el consumo medio por kilómetros es la mitad que el de un coche y también es inferior respecto a una moto convencional. Además, su estructura se resiente menos al estar preparada para atascos, condiciones meteorológicas adversas y tiene menos averías.

Facilidad para aparcar: en ciudad, aparcar no es tarea fácil. Cada vez existen más restricciones para coches a la hora de aparcar en núcleos urbanos, problema que con una scooter no tendrás ya que no se ven afectadas por el estacionamiento regulado.

Circulación por zonas restringidas: en algunas ciudades tienen permitido circular por el carril bus/taxi, acceder a zonas de prioridad residencial y seguir aparcando cuando se prohíbe en zona de residentes.

Capacidad de carga: tiene un volumen de carga bastante amplio,bajo el asiento se pueden guardar bastantes cosas, no sólo el equipamiento, también la compra, etc, más que en una moto convencional o en bici.

Reducción de emisiones: emite menos gases contaminantes que las motos de gran cilindrada y es más respetuosa con el medio ambiente.


Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

13 de septiembre de 2013

Higiene postural en el coche

La importancia de una buena postura al conducir - Fénix Directo
Lo más probable es que alguna vez en la vida hayamos experimentado algún dolor lumbar o cervical tras haber estado sentados en la silla del trabajo o en el asiento del coche de forma prolongada. Sin embargo, no debemos olvidar que la comodidad es importante y, nuestra salud, aún más.


Al fin y al cabo, siempre habrá ciertas partes del cuerpo que acaben más doloridas debido a las malas posiciones y a los esfuerzos. Por ello, para evitar futuros malestares, os ofrecemos una serie de pautas que poder seguir cuando nos encontremos dentro del coche.

  • La espalda y la columna vertebral sufren al encontrarse mucho tiempo en la misma posición, sin cambio alguno. Ésta debe estar siempre en contacto con el respaldo de manera uniforme, recta y vertical. Tendrá que permanecer erguida y alineada en todo momento.
  • El cuello debe estar protegido por el reposacabezas. Lo ajustaremos dejando siempre un centímetro por encima de la misma.
  • Las piernas y brazos han de estar semiflexionados y las manos colocadas a las “dos menos diez” en el volante. Es importante ajustar bien el asiento, respaldo y reposacabezas para poder mantener una distancia correcta con los pedales y el volante. Colocaremos el asiento a una altura suficiente como para que nuestros ojos alcancen a ver con claridad a través del parabrisas y que observemos bien la luna trasera por el retrovisor central. El campo de visión es importantísimo por lo que, de igual manera, habrá que regular los retrovisores exteriores para ver a través de ellos con el ángulo correcto. De esta manera, evitaremos tener que hacer movimientos bruscos ya que esto entorpecería nuestro margen de reacción y reflejos.
  • Ir relajado y cómodo. De no hacerlo, iríamos forzados y reaccionaríamos peor a la hora de maniobrar. Ir agarrotado al volante hace que tengamos más posibilidades de sufrir alguna contractura o de experimentar dolencias y, si además le añadimos el estrés o tensión que puede suponer conducir y la vibración del coche, posiblemente las molestias aparezcan y nos sintamos más cansados.

De forma adicional, habrá que evitar posturas no adecuadas tales como:

  • Conducir con una sola mano, dado que es muy peligroso y no tenemos el control total del coche.
  • Ir estirado, puesto que se trata de una posición incorrecta para poder reaccionar a tiempo.
  • Sentarnos encogidos, ya que cansa más y nos expone en gran medida al sistema de airbag.

Si al principio mencionábamos que lo más importante es nuestra salud, no hay que olvidar el hecho de velar por nuestra seguridad y la de todos cuando se trata de conducción.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto