Mostrando entradas con la etiqueta colisión por alcance. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta colisión por alcance. Mostrar todas las entradas

3 de abril de 2017

Siniestros de vehículos con especies cinegéticas

Siniestros de vehículos con especies cinegéticas
En estos últimos años el número de siniestros en las carreteras españolas en los que un animal se ha visto implicado se han incrementado de manera considerable.

Las especies implicadas en el mayor número de accidentes con vehículos son los animales domésticos y especies cinegéticas, principalmente los perros y los jabalíes.

La gran mayoría ocurren en carreteras convencionales, por ser las que están más cerca del lugar que habitan, y se dan con mayor frecuencia en otoño y primavera durante las horas del atardecer y del amanecer, cuando el animal se desplaza en busca de alimento.

Estadísticamente, las comunidades con más riesgo son Galicia, Castilla y León, Aragón y Cataluña. Es en estas regiones donde se producen más colisiones por alcance, atropellos o salidas de la carretera al tratar de esquivar un animal que ha invadido la vía repentinamente.

Desde la modificación de la Ley Seguridad Vial en 2014 y según su disposición novena, el responsable en caso de impacto y atropello con un animal cinegético en las vías públicas será el conductor del automóvil.

La responsabilidad podría recaer no obstante en el propietario del coto, cuando el accidente sea consecuencia de una acción de caza colectiva.

En el caso de que existan defectos no reparados de la valla de cerramiento, o que la vía no esté correctamente señalizada alertando de peligro por animales sueltos en tramos de elevado riesgo, podría considerarse responsable el titular de la vía pública.

La mejor manera de evitar estos incidentes es la prevención:

- Cuando conduzcas por carreteras convencionales cercanas a cotos de caza o montes reduce la velocidad.
- Fíjate en las señales de la carretera.
- Intenta mantener una visión lejana y panorámica para poder visualizar en caso que aparezca un animal repentinamente.

Si te encuentras a un animal en medio de la carretera, la mejor manera de evitar el accidente:

- Toca la bocina y da las luces largas para intentar ahuyentarle.
- Evita dar volantazos para esquivarle, a riesgo de perder el control del vehículo y salirte de la vía.
- Sujeta bien el volante, sigue recto y frena si la velocidad es inferior a 90 km/h (si la velocidad es mayor frena progresivamente)

Por mucho que intentes evitar el impacto, no siempre será posible. En caso de colisión con el animal, señala de manera clara dónde se ha producido y llama al servicio de emergencia (112) y al SEPRONA para que vayan al lugar y te asistan.


Otros enlaces de interés



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

25 de agosto de 2014

Determinar la responsabilidad en caso de colisión entre dos vehículos

Colisión entre vehículosCuando se produce una colisión directa entre dos vehículos, para determinar la responsabilidad en el siniestro se atiende a las maniobras de ambos. La culpa recaerá sobre aquel que realiza la maniobra más peligrosa.


Veamos los siguientes supuestos para resolver las dudas más frecuentes. Algunas de estas situaciones vienen recogidas en el formulario de la Declaración Amistosa de Accidentes, que sirve para depurar responsabilidades cuando ambos conductores están de acuerdo en las causas que propiciaron la colisión.




  • Yo salía de un estacionamiento con mi vehículo y el otro coche me golpeó cuando se disponía a aparcar ¿Quién tiene la culpa? Salvo que el vehículo que va a aparcar esté maniobrando marcha atrás, la culpa en este supuesto recae siempre sobre el vehículo que sale del aparcamiento.
  • ¿Quién tiene la culpa si el coche contrario no respeta el ceda el paso y como resultado le golpeo en la parte de atrás? Si bien el vehículo que golpea por alcance es normalmente responsable en un siniestro, la norma de preferencia de paso prevalece en un caso como el que se describe aquí, resultando culpable el vehículo que no respeta el ceda el paso, el stop, semáforo en rojo o cualquier otra señal que establezca prioridad de paso. La misma situación sucede en los casos en que un vehículo colisiona en la parte de atrás a otro que cambiaba de carril o que daba marcha atrás. 
  • Yo cambiaba de carril  cuando el coche contrario que venía de la derecha en un cruce, me golpea.  El vehículo contrario no tiene ninguna responsabilidad ya que esta maniobra es correcta, en ausencia de señales que determinen otra cosa.
  • El otro coche tenía la puerta abierta y al pasar le he golpeado. Si un vehículo está parado no tiene responsabilidad aunque tenga la puerta abierta. El que circula es quien debe extremar las precauciones y prever posibles obstáculos en la carretera. Situación distinta es abrir la puerta en el momento que otro vehículo se aproxima. El que abre la puerta será el culpable, pues debe comprobar antes que puede hacerlo con seguridad.
  • Daba marcha atrás cuando el otro, que salía del estacionamiento, me colisiona. El responsable es el que da marcha atrás.
  • El coche que circulaba delante de mi giró a la derecha sin poner intermitente y le golpeé en la parte de atrás.  El culpable es aquel que golpea, pues tiene la obligación de guardar la distancia de seguridad
Artículos relacionados: 


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí


TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto