Mostrando entradas con la etiqueta balsa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta balsa. Mostrar todas las entradas

5 de abril de 2019

Aquaplaning: cómo conducir de forma segura con lluvia

Aquaplaning: cómo conducir de forma segura con lluvia - Fénix Directo Blog

El aquaplaning es un fenómeno que se produce en situaciones de lluvia o cuando por algún otro motivo, la calzada está mojada.

El neumático pierde adherencia con el pavimento de forma gradual porque una fina capa de agua de más de medio milímetro de espesor, se interpone entre ambos.

El vehículo aumenta la velocidad y se pierde más el control, por no poder expulsar toda el agua que entra.

Además, si los neumáticos están desgastados o los amortiguadores no están en buen estado, es más difícil que el salga el agua por la banda de rodadura, provocando que la fina película de agua eleve literalmente las ruedas y se pierda el contacto con la carretera.

Hay 3 fases en el aquaplaning:
  • Al aumentar la velocidad, crece la presión del agua.
  • No se puede expulsar toda el agua hacia el exterior y se mantiene en la banda del neumático.
  • La capa de agua ejerce demasiada presión sobre la rueda y es capaz de separarla del asfalto.
Como consecuencia, se pierde control sobre la dirección del vehículo, obliga a aumentar la distancia de seguridad porque en caso de querer frenar, el vehículo se deslizará más de lo normal.

Es difícil evitar el aquaplaning pero siempre hay consejos que ayudan a salir airosos de él.
  • Lo más importante siempre es el correcto mantenimiento del coche: los neumáticos son parte fundamental de la seguridad del vehículo y hay que comprobar la profundidad del dibujo y su presión.
  • Hay que conducir a una velocidad moderada.
  • El campo de visión tiene que ampliarse y mirar de lejos.
  • Sujetar firmemente el volante y para reducir velocidad, no pisar el freno, es mejor levantar suavemente el pie del acelerador. 
  • No conviene dar acelerones.
  • Nunca hay que usar el freno de mano.
  • En caso de derrape, el vehículo se desplazará por la parte trasera. Según el lado al que vaya, hay que mover el volante en esa dirección, rápidamente pero sin brusquedad.
  • Para frenar, con mucho cuidado, siguiendo los pasos anteriores.

Si eres motorista, debes tener en cuenta también:
  • Hazte visible sobre todo en situación de lluvia intensa, para advertir a los demás conductores.
  • Extrema la precaución y no realices maniobras que entrañen riesgo.
  • Pon atención a los elementos de la calzada: pasos de cebra y otros dibujos, rejillas, baches, etc
  • Usa el freno trasero para mantener la moto lo más estable posible.
Y ante todo, naturalidad y tranquilidad.


24 de agosto de 2018

Recomendaciones para conducir si hay tormenta

Recomendaciones para conducir si hay tormenta - FÉNIX DIRECTO Blog

Algunas provincias tienen aviso amarillo por tormentas, en una semana que ha sido complicada en cuanto al tiempo se refiere.

Las tormentas de verano son frecuentes en esta estación y mientras circulamos, puede sorprendernos una granizada o intensa lluvia.

Esto no tiene que suponer un problema si se sabe cómo actuar siguiendo una sencillas recomendaciones.

Lo principal es la buena visibilidad , siempre hay que seguir la máxima "ver y ser vistos", extremar la precaución y comprobar que los limpiaparabrisas, las luces y los neumáticos funcionan correctamente.

En caso de tormenta muy intensa, hay que considerar parar en lugar seguro hasta que escampe. Pero si no hay más remedio que seguir, entonces hay que tener en cuenta estas recomendaciones:

Granizo: es un fenómeno súbito e impredecible, uno de los más peligrosos y puede producirse en cualquier época del año.
  • Encender las luces cortas o de cruce.
  • Aumentar la distancia de seguridad y circular a la velocidad recomendable según las circunstancias.
  • Anticiparse a las curvas especialmente peligrosas en estas circunstancias.
  • Dependiendo de la intensidad, hay que ir adecuando la frecuencia del limpiaparabrisas y también encender el aire o la calefacción para que no se empañen los cristales.
  • Si hay que detenerse porque es muy intenso, nunca hacerlo en túneles o bajo puentes.

Lluvia intensa
  • Encender las luces de cruce.
  • Mantener la distancia de seguridad adecuada para no provocar efecto spray (salpicar a los demás coches).
  • Activar el limpiaparabrisas y el aire olas calefacción para que no se empañen los cristales. 
  • Evitar adelantamientos innecesarios y/o frenazos bruscos, puede producirse aquaplaning.
  • En caso de encontrar una balsa de agua, hay que sujetar el volante con firmeza y no acelerar ni frenar, pasar con suavidad.

Ante todo, mantén la calma y reacciona de manera tranquila, eso ayudará a tener mayor control del vehículo.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

20 de enero de 2017

Consejos para conducir con lluvia o granizo de forma segura

Fénix Directo blog - Consejos conducir lluvia o granizo

En esta época invernal de clima inestable y cambiante, podemos encontrarnos con fenómenos meteorológicos adversos inesperados.

Si comienza a llover o granizar con relativa intensidad, conviene extremar la precaución y seguir unas pautas.

A continuación vamos a describir cada circunstancia y los pasos o recomendaciones a seguir para aumentar la seguridad circulando.



Lluvia
  • Según en qué zonas, la lluvia es bastante frecuente. 
  • Dependiendo de su intensidad, limita mucho la visibilidad y obliga a usar constantemente el limpiaparabrisas.
  • Durante un periodo prolongado y en abundancia, se puede acumular agua en la carretera y formar balsas.
  • Hay que tener especial cuidado con el "aquaplaning" y las balsas de agua.
Granizo
  • Es un fenómeno poco habitual pero muy molesto y peligroso, precisamente por su escasa frecuencia.
  • Es súbito e inesperado y puede producirse en cualquier época del año.
  • Su ruido al golpear con el coche aumenta el estrés.
  • Reduce la adherencia de los neumáticos a la carretera por el frío del hielo y la forma redondeada del granizo, creando un efecto resbaladizo.
Recomendaciones generales
  • Ante cualquier fenómeno meteorológico adverso, seguir siempre el lema "ver y ser visto", por lo tanto, hay que encender las luces de cruce.
  • Encender el sistema de calefacción para evitar el vaho y que se empañen los cristales. 
  • Usar el limpiaparabrisas a la velocidad adecuada según la intensidad de precipitación.
  • Hay que aumentar la distancia de seguridad para no provocar un accidente si se pierde el control del vehículo y para no hacer efecto "spray" a otros vehículos.
  • También se debe reducir la velocidad.
  • Evitar adelantamientos si no son estrictamente necesarios.
  • No frenar bruscamente, se puede producir "aquaplaning" y perder el control del coche o derrape con granizo.
  • Ante una balsa de agua, no frenar de repente, sujetar bien el volante y pasar despacio.
  • En las curvas, especial atención y anticipación.
  • Si la lluvia o el granizo son muy intensos e impiden la visibilidad, mejor detener la marcha en un lugar seguro fuera de la carretera, y reanudarla cuando mejore el tiempo. Nunca hay que detenerse en túneles o bajo puentes entorpeciendo la circulación.
  • Evitar pisar las líneas blancas de la carretera.
Y ante todo, sentido común y tranquilidad. Son los mejores aliados de una conducción segura.

Otros temas de interés



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto