Mostrando entradas con la etiqueta bañarse. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bañarse. Mostrar todas las entradas

4 de julio de 2018

Significado de las banderas en las playas


La playa es el destino por excelencia en verano o simplemente cuando hace calor. Pero en el mar, más que en cualquier otro medio acuático, hay que tener especial precaución a la hora del baño.

Con la progresiva llegada de gente a las zonas costeras, se reportan incidentes por no respetar las banderas en la playa, ya sea por desconocimiento o desobediencia.

Por este motivo es muy importante conocer y respetar el significado de las banderas y las posibles indicaciones de los vigilantes/socorristas, que previenen de peligros y alertan de riesgos en la zona de baño.

¿Qué significan las banderas en la playa?

Las banderas se suelen colocar a pocos metros del puesto de socorrista o de los chiringuitos en la zona de arena. Si la playa es grande, se repetirán cada ciertos metros, en accesos principales a la playa.

El color de las banderas puede cambiar diariamente o incluso en el mis día, según las circunstancias del mar: corrientes, medusas, presencia de otros animales, meteorología, contaminación, elementos flotantes peligrosos u otros que puedan suponer un factor de riesgo para el baño.

En primer lugar, para saber si una playa es considerada apta para el baño, hay que buscar la bandera azul. Esta distinción lo otorga anualmente desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental y certifica 4 áreas:
  • Calidad de las aguas de baño
  • Información y educación ambiental
  • Gestión ambiental y seguridad
  • Servicios e instalaciones.
Después, hay que atender a 3 colores para saber si es peligroso bañarse o es seguro:

Bandera verde: es seguro bañarse y/o bucear, no hay que tomar precauciones especiales.
Bandera amarilla: bañarse es peligroso. Se permite el baño pero con precaución. Se recomienda que el agua no supere la altura de la cintura y tener especial cuidado. Además, está prohibido el baño donde no se toque fondo estando de pie con la cabeza fuera del agua.
Bandera roja: prohibido bañarse. La bandera roja suele aparecer cuando el riesgo está presente o es inminente, por algunas de las razones mencionadas anteriormente. La policía puede presentarse en la playa para impedir el baño.

En algunas playas puede que veamos otras banderas de reciente creación:

Bandera de medusas: Es una bandera blanca con dos medusas moradas como icono. Siempre irá acompañada de la bandera amarilla.
Bandera negra: playa inhabilitada o clausurada para el baño debido al mal estado del mar o de la arena.

Recomendaciones adicionales

Respeta las zonas debidamente señalizadas para el baño y no invadas las zonas reservadas apra deportes náuticos, puedes ponerte en peligro. Ten siempre presentes las normas de seguridad para evitar cualquier accidente.

Recuerda evitar exposiciones prolongadas al sol entre las horas claves: de 12h y 17h. Usa protector solar.

Hidrátate correctamente y disfruta de tus vacaciones.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

25 de junio de 2018

Seguridad infantil en piscinas - Verano 2018

Seguridad infantil en piscinas - Verano 2018 - Fénix Directo Blog

En pleno verano y con temperaturas por encima de los 35º en muchos puntos de España, es más que necesario refrescarse en una piscina para aliviar el calor, sobre todo si nos encontramos en zonas del interior y no hay playa.

Las piscinas, ya sean públicas o privadas, tienen que cumplir con una serie de normativas y requisitos para garantizar la seguridad de los usuarios.

Los niños son el colectivo más vulnerable a posibles incidentes, porque lo ven como un juego y no conocen los riesgos que puede haber. En la época estival se triplican las lesiones infantiles, con los ahogamientos a la cabeza. 3 de cada 4 ahogamientos es en piscinas privadas.

Por eso, la concienciación y divulgación de recomendaciones es fundamental para prevenir accidentes.

Toda piscina tiene que estar protegida con vallas u otros elementos de seguridad regulados por la norma. Mira si el menor puede llegar solo hasta ella.

Consejos para bañarse en una piscina:
  • Los niños deben estar supervisados por un adulto en todo momento. Si hay más de uno, es muy importante nombrar a uno como responsable o hacer turnos, para no caer en el error de que otro está vigilando y no sea así.
  • Hay que aplicar la regla 10/20: mirar cada 10 segundos y estar a una distancia máxima de 20 segundos para llegar hasta el menor.
  • Enseña al peque a flotar, nadar y ser precavido. Si necesitan accesorios de flotación, que sean chalecos con certificación CE y de su talla (ni flotadores ni manguitos). A partir de los 4 años se aconseja que empiecen a dar clases de natación.
  • Evita que se aproxime a los elementos de depuración, rejillas, etc de la piscina.
  • Ten localizados y/o a mano los dispositivos de rescate: pértiga, salvavidas, teléfono y todos deben saber que en caso de emergencia, hay que llamar al 112.
  • Antes de entrar en el agua, hay que asegurarse de la profundidad y no lanzarse de golpe. Cuidado con las zambullidas desde las alturas o con tirarse de cabeza. Un golpe contra el fondo puede ser fatal.
  • Tras una comida copiosa es recomendable esperar un tiempo prudencial para prevenir lo que se conoce como “corte de digestión”. Es mejor entrar despacio en el agua para evitar cambios bruscos de temperatura. Si una vez dentro del agua hay síntomas de no encontrarse bien, lo mejor es salir inmediatamente.
  • Si se suben a un flotador, siempre con chaleco salvavidas adecuado a su talla.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

9 de agosto de 2017

Bañarse en la piscina, el mar o el río: un “chapuzón” seguro

Bañarse en la piscina,mar o río. Chapuzón seguro - Bañarse en la piscina,mar o río. Chapuzón seguro - Fénix Directo Blog
En verano, darse un chapuzón con amigos o con la familia es algo muy habitual y uno de los planes más apetecibles, sobre todo durante las olas de calor y altas temperaturas que hemos estado sufriendo en estos meses.

Ir a pasar el día a la playa, bañarse en la piscina o en el río, practicar algún deporte acuático o simplemente refrescarse en el agua, forman parte de las vacaciones preferidas por muchos y que repetimos cada año, pero no por ello dejan de tener cierto riesgo si no tomamos algunas precauciones.

Los lugares a los que vayamos deben ser aptos para el baño, pues no todos los espacios con agua están habilitados para ello.

Hay que tener especial cuidado en pantanos y embalses. Sus aguas tranquilas son engañosas: suelen tener desniveles y fuertes corrientes.

Si estás en la playa, atento a las banderas que indican el estado del mar u otros riesgos que afectan a los bañistas, como la presencia de medusas. Respeta las señalizaciones donde se informa de si la zona es apta o no para el baño y en la piscina, atento a las indicaciones de los socorristas.

En las zonas reservadas para el baño no se permite la práctica de deportes. Motos de agua, tablas de surf, windsurf o embarcaciones de cualquier tipo no deben estar en la misma zona que los bañistas.

Antes de meterte en el  agua sigue estas recomendaciones de los expertos:
  • Adéntrate con cuidado y no te lances al agua en sitios donde no conozcas el fondo.
  • Cuidado con las zambullidas desde las alturas o con tirarte de cabeza. Un golpe contra el fondo puede ser fatal.
  • Espera un tiempo prudencial tras una comida copiosa para prevenir lo que se conoce como “corte de digestión”. Entra despacio en el agua para evitar cambios bruscos de temperatura.  Si una vez dentro del agua notas que no te encuentras bien, sal inmediatamente.

Los más vulnerables a posibles incidentes son los niños. Para ellos es un juego y muchas veces no conocen o no son conscientes del peligro que puede suponer.
  • Los niños deben encontrarse a la distancia de un brazo de un adulto y estar supervisados en todo momento.
  • A partir de los 4 años se recomienda que empiecen a tomar clases de natación.
  • Si se suben a una embarcación, siempre con chaleco salvavidas adecuado a su talla.
  • Antes de introducirte con ellos en el agua, hay que comprobar su profundidad.
Si ves a alguien en situación de peligro, pide ayuda. Intenta lanzar algún elemento flotante, pero mucho cuidado con adentrarte en el agua, pues en esas circunstancias podría arrastrarte a ti también.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

26 de junio de 2017

Seguridad infantil en el agua

Seguridad infantil en el agua - Fénix Directo blog
La llegada del verano va aparejada al uso de lugares donde poder refrescarse para evitar el calor.

Piscinas, playas, embalses, ríos... se llenan de gente que pretende pasar un rato agradable y divertido.

Pero el baño siempre tiene que hacerse con precaución, a veces un exceso de confianza puede jugar malas pasadas y sobre todo, hay un colectivo especialmente vulnerable y que requiere mayor atención y vigilancia: los menores.

Son los más susceptibles de tener un incidente en el agua, porque no conocen el peligro real de la situación. Los ahogamientos son la segunda causa de muerte infantil en España, especialmente se producen en verano y más del 50% en piscinas privadas.

Por eso es fundamental la educación y prevención, toda seguridad es poca y la atención juega un papel vital.

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil junto con Emergències SetmilGrupo Segurbaby.com están llevando a cabo una campaña de concienciación para ayudar a difundir consejos sobre este problema con el hashtag en redes sociales #Ojopequealagua

A continuación enumeramos una serie de recomendaciones sobre seguridad infantil en piscinas y playas:

Piscinas
  • La piscina tiene que estar debidamente protegida con vallas u otros elementos de seguridad regulados por la norma.
  • Detecta si el niño puede llegar solo hasta ella. 
  • Vigila continuamente al menor y aplica la regla 10/20: mirar cada 10 segundos y estar a una distancia máxima de 20 segundos para llegar hasta el pequeño.
  • Enseña al peque a flotar, nadar y ser precavido.
  • Evita que se acerque a los elementos de depuración, rejillas, etc de la piscina.
  • Ten localizados y/o a mano los dispositivos de rescate: pértiga, salvavidas, teléfono y todos deben saber que en caso de emergencia, hay que llamar al 112.
Playas
  • Procura acudir a playas con servicio de socorrismo, si bien los socorristas no son canguros, se encargan de velar por la seguridad del baño.
  • Nunca dejes que los peques vayan solos a la playa y no les quites ojo de encima una vez en ella
  • Si no saben nadar, mejor usar chaleco que manguitos o flotador. Y cuidado con los objetos hinchables, dan falsa seguridad.
  • Presta atención a los cambios de temperatura bruscos tras realizar una comida, puede producirse una hidrocución, hay que entrar al agua despacio.
  • En caso de ser necesario un rescate, confía en los profesionales. Y recuerda, para pedir ayuda el teléfono 112.
¡Disfruta del agua y de tus vacaciones de verano!


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto