Mostrando entradas con la etiqueta averías. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta averías. Mostrar todas las entradas

14 de mayo de 2018

¿Por qué no se debe conducir con la reserva de combustible?

¿Por qué no se debe conducir con la reserva de combustible? - Fénix Directo blog

Seguramente en alguna ocasión has tenido que utilizar los últimos litros de la reserva de combustible para poder circular, pero si esta circunstancia se convierte en una costumbre puede ocasionar problemas en la mecánica del coche.

Se entiende por "reserva de gasolina" el sobrante que queda en el tanque cuando el nivel de combustible es extremadamente bajo, próximo a agotarse.

De manera excepcional  se puede conducir con este nivel de gasolina unos 50-60 kilómetros según el modelo de vehículo.

Aunque el combustible esté refinado, siempre va a liberar partículas como las parafinas y otras impurezas que se depositarán en el fondo del tanque. Cuando se utiliza la reserva de combustible, esta partículas terminan por colarse en el motor y a la larga puede causar diferentes averías, así como el deterioro de los inyectores.

En cuanto a la normativa de seguridad vial, el reglamento General de Circulación no sanciona por quedarse sin combustible en carretera, pero sí se penalizan algunas de sus consecuencias, como por ejemplo:
  • Parar en un lugar no habilitado.
  • Conducir incumpliendo las normas de velocidad mínima en una autopista o en una autovía obstaculizando la fluidez del tráfico y con el consiguiente riesgo de provocar un accidente.

Para evitar que esto suceda lo más conveniente es repostar cuando veas que el medidor de combustible marque que estás por debajo del último cuarto.

Si por la razón que fuera no puedes parar en una gasolinera, lo más recomendable es detenerse cuanto antes en un lugar seguro que no obstruya la circulación.

En Fénix Directo velamos por tu seguridad. Si necesitas ayuda en carretera por falta de combustible, pinchazo u otro tipo emergencia, te enviaremos al equipo de asistencia lo más rápido posible.

Recuerda que si llevas en tu móvil la App eCliente con solo un clic puedes enviarnos tu ubicación por geolocalización y contactaremos contigo inmediatamente.

Y por supuesto si prefieres contactar con nosotros por teléfono también te atendemos las 24 horas del día. ¡Así de fácil!


¿Cómo solicitar la Asistencia en Viaje?


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

18 de abril de 2018

Hábitos perjudiciales para tu coche

Hábitos perjudiciales para tu coche - Fénix Directo Blog
Nuestra manera de conducir y las propias señales de advertencia que nos da nuestro coche, tienen impacto también en nuestro bolsillo.

Seguir unas sencillas recomendaciones para un correcto mantenimiento de tu coche, puede ahorrarte inconvenientes que en un futuro saldrán caros.

Acciones tan comunes como acelerones, frenazos o mantener el embrague presionado, acortan la vida de tu coche.

Si quieres alargar la vida del motor de tu automóvil, es aconsejable evitar los siguientes malos hábitos:
  • Circular con los neumáticos desgastados y una inadecuada presión. Los neumáticos son la parte del vehículo que tiene contacto directo con el asfalto, por eso es muy importante revisarlos bien,  mantener siempre una presión adecuada siguiendo las instrucciones del fabricante. Vigila también el desgaste de la banda de rodadura para saber cuándo es el momento de cambiarlos. 
  • Mantener el pedal de embrague presionado cuando estamos parados. Es muy común utilizarlo para apoyar el pie por descanso o por sentirnos más seguros si tenemos que reaccionar ante cualquier imprevisto. Si abusamos del embrague desgastamos la pieza. Trata de utilizar el embrague solo para cambiar de marcha sin llegar a pisar el pedal a fondo.
  • Dar acelerones. Este hábito es el principal causante de fugas de líquido, rotura de juntas y otros problemas mecánicos como deterioro del motor, los frenos o  la transmisión, averías que pueden llegar a ser bastante costosas.
  • Circular con la reserva de gasolina. Circular con el depósito de gasolina en la reserva es muy perjudicial para el motor de nuestro coche ya que puede dañar el motor al filtrar los residuos de la gasolina que quedan en el fondo de la reserva y dañar las cabezas de los inyectores, provocando una avería de una cuantía considerable. Por eso recomendamos repostar gasolina, sino antes, al menos cuando se activa el piloto luminoso del tablero.
  • Utilizar incorrectamente los frenos. Pisar a fondo el pedal de freno y de manera continuada puede provocar  el desgaste de los discos y el deterioro de las pastillas, con el peligro para la seguridad que esto conlleva. Utiliza marchas cortas en pendientes pronunciadas, haciendo uso del freno del motor siempre que sea posible.
  • Ignorar las luces de advertencias. Si observas una luz en el tablero del salpicadero trata de identificar el problema cuánto antes. Si no conoces el significado de esa luz consulta en el manual del vehículo  o acude a un taller de reparación. Se pone solución con tiempo puedes ahorrar averías graves y costosas.
  • Conducir con altas revoluciones. Con altas revoluciones  se corre el riesgo de dañar las válvulas o el catalizador del vehículo, lo que podría reducir la vida del motor hasta en un 50%. Te recomendamos que mantengas el motor a un límite de 4500 revoluciones  por minuto en caso de los coches diésel y 6500 en caso de los vehículos propulsados por gasolina.
Ante cualquier problema, acude a los talleres excelentes de la red Fénix Directo. Todos han sido seleccionados cuidadosamente por expertos para ofrecerte el mejor servicio, en todo el territorio nacional.

Además, disfrutarás de servicios adicionales totalmente gratuitos como: coche de sustitución, recogida y entrega a domicilio o peritación digital sin esperas.


También te puede interesar





6 de marzo de 2017

Consejos para evitar las averías más comunes en el coche

Consejos para evitar las averías más comunes en el coche
Un correcto uso del coche puede ayudarnos a evitar algunas de las averías más frecuentes con las que podemos encontrarnos.

Siguiendo estos consejos te ayudaremos a prevenir las averías más comunes y mantener tu coche siempre en buen estado.

- EGR (Recirculación de Gases de Escape). Es una válvula ubicada entre el colector de admisión y el escape que se encarga de reducir el humo de la combustión del motor en los cilindros para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno.

El elevado consumo de combustible, la dificultad en el arranque, la falta de potencia, el exceso de humos o los tirones cuando el coche está en marcha, son algunos de los principales síntomas de su mal funcionamiento.

El hollín acumulado en la válvula es unas de las principales causas de sus averías, para intentar evitarlo es aconsejable acelerar un par de veces de forma sostenida cuando el motor del vehículo esté en marcha y caliente.

- Turbo. Es un sistema encargado de sobrealimentar los propulsores del coche aumentando la potencia del motor. Una turbina, es la encargada de elevar la cantidad de aire que entra en la cámara de combustión consiguiendo una mayor potencia en el motor con cilindradas más bajas.

El humo azul en el tubo de escape, silbidos frecuentes durante la conducción, fallo de potencia o luz de fallo del motor son algunos de los síntomas que pueden alertarnos de una fallo en el turbo.

Para contribuir al su buen cuidado es conveniente dejar la mecánica en ralentí tras el arranque y antes de apagar el motor. De esta forma favoreceremos que la pieza se lubrique correctamente impidiendo su rápido deterioro.

- Catalizador. La principal función del catalizador es reducir los niveles de contaminación provocados por los gases generados durante la combustión. Está ubicado en el sistema de escape y es uno de los elementos clave a la hora de contribuir en la reducción del impacto ambiental.

Los ruidos metálicos en la parte inferior del vehículo, olor extraño en el escape, humo denso, reducción en la potencia o que el coche se cale con frecuencia pueden alertarnos de que el funcionamiento del catalizador no es el adecuado.

Una conducción moderada sin cambios bruscos y el empleo de un combustible de alta calidad favorecerán la larga duración del catalizador.

Inyectores. Estas electroválvulas son las encargadas de suministrar la cantidad exacta de combustible requerida por el motor. El uso de combustible de baja calidad y el desgaste de la propia pieza son algunos de los motivos más comunes en este tipo de averías.

No apurar la reserva, cambiar el filtro de combustible de forma habitual, al menos cada 30.000kms nos ayudarán a mantener los inyectores en correcto estado.

- Embrague. El embrague es el encargado de transmitir la potencia del motor hasta la caja de cambios del automóvil permitiendo el cambio de marcha.

Las vibraciones y los ruidos no habituales durante el cambio de marchas nos alertarán de que existe algún problema en su funcionamiento.

Para contribuir a una larga duración de esta pieza es importante realizar los cambios de marcha soltando el pedal con suavidad y evitando pisar el pedal durante la circulación.


Más información


24 de julio de 2015

Ola de calor y averías en el coche

ola de calor y avería en el coche
Este verano está siendo uno de los más calurosos que se recuerdan en estos últimos años, con temperaturas extremas y poca diferencia entre las temperatura máximas y la mínimas.

Esta situación esta generando una serie de problemas, ya no sólo para la salud  de las personas, sino también al estado de nuestro coche. Averías poco usuales o que tardaban en aparecer se están dando de una manera más frecuente.

El principal fallo mecánico que se está produciendo es el fallo en el motor, seguido del sobrecalentamiento, pérdida de agua, rotura del manguito, bomba de aceite y de agua, están siendo las averías más repetidas en este periodo estival, las cuales una vez producidas son difíciles de reparar y más costosas. Por esta razón, se recomienda que antes de emprender un viaje largo se revise el coche en el taller para poder prevenirlas.

Otros consejos que ayudan a evitar esta situación son: mantener todo lo posible el automóvil a la sombra y protegido con parasoles, evitar conducir de una manera agresiva, ventilar el coche al arrancar y mantener una temperatura entre 21-22º en el interior.

Estas pequeñas recomendaciones pueden evitar que tu vehículo sufra alguna avería derivada del calor. Si a pesar de todo esto tienes algún problema con él, aquí podrás encontrar una red de talleres de confianza cercanos a donde te encuentres.

Además, es importante que el conductor tenga en cuenta las altas temperaturas y siga unas pautas básicas para tener un viaje seguro: estar bien hidratado, no realizar comidas copiosas antes de emprender el viaje, descansar adecuadamente, mantener una posición correcta en el asiento o evitar conducir en las horas de mayor calor.

¿Sabes cómo protegerte adecuadamente del calor? En este enlace tienes una serie de recomendaciones generales, muy útiles para este verano.

Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto