Mostrando entradas con la etiqueta Cuidados del vehículo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cuidados del vehículo. Mostrar todas las entradas

15 de enero de 2016

Cuidar de tu coche en invierno

Cuidados del coche en invierno- Fénix Directo BlogCon la llegada del invierno, el frío y las condiciones meteorológicas adversas puede causar  problemas mecánicos a nuestro vehículo.

Por ello es necesario prestar especial atención al mantenimiento, refrigeración y estado de los neumáticos de nuestro vehículo para evitar accidentes en carretera. En Fénix Directo te damos algunos consejos para prevenir estos riesgos y viajar de la manera más segura mientras haya bajas temperaturas:

Especial atención a la batería de nuestro coche.  Cuando la temperatura ambiente es baja, la reacción química entre el electrolito y las placas de la batería puede provocar un retardo en el movimiento de los electrones, lo que se traduce en una menor capacidad para trasmitir energía al vehículo.

Si aún siguiendo todos los consejos de mantenimiento descubres que tu coche se ha quedado sin batería: ¿Sabrías como arrancarlo usando la batería de otro automóvil? Te lo contamos
Los expertos en mecánica aconsejan que, al realizar la toma de contacto cerremos las puertas y apaguemos cualquier accesorio, como la radio o el navegador para que coja más fuerza,  además de esperar unos segundos antes de arrancar el motor para no forzarlo.

Revisión de líquido refrigerante del coche. Es necesario  asegurarse que el líquido refrigerante del motor esté en buenas condiciones ya que en caso contrario al congelarse podría romper el bloque del motor.

Neumáticos preparados para el frío. En invierno con las bajas temperaturas los neumáticos pierden eficacia en adherencia  y tracción debido al endurecimiento de sus gomas.  Por ello es necesario revisar su presión al menos una vez al mes. Se recomienda que durante el invierno la presión sea un poco más elevada ya que los neumáticos se deshinchan con más facilidad.

Ten siempre a mano un rascador de hielo. En invierno las heladas durante la noche son escenas muy comunes. La escarcha en el parabrisas suele tardar en derretirse y si enciendes el aire de la calefacción puedes incluso llegar a romper el cristal por estrés térmico.

Un rascador te asegura poder quitar de la manera más fácil y rápido ese hielo formado sin producir daños.

En invierno recuerda tomar precaución en carretera y consultar con tiempo el estado de las carreteras para evitar accidentes y llegar a tu destino sin complicaciones.



Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

26 de junio de 2013

Puesta a punto del coche antes de realizar viajes largos

Puesta a punto del cocheVacaciones, viajes de trabajo son situaciones en las en normalmente realizamos trayectos de larga distancia en el automóvil. Antes de salir de viaje, conviene llevar a cabo una revisión exhaustiva del coche para asegurarnos de que todo está correctamente.

Revisa todas las luces del coche, su correcto funcionamiento y su altura, para no perder distancia de visión.


Comprueba el estado de las ruedas del coche, que no estén desgastadas y que tengan la presión correcta para no perder adherencia ni sufrir desviaciones del volante.

Asegúrate de que la rueda de repuesto se encuentra en buen estado y con la presión adecuada. Conviene también saber donde se ubica el gato del vehículo y la llave necesaria para aflojar las ruedas, así como cualquier otra herramienta que pueda resultar útil en caso de pinchazo u otro tipo de percance.

Inspecciona los niveles de los líquidos del coche, que estén en buen estado y que por supuesto no haya ninguna pérdida. Verifica también la temperatura de funcionamiento del motor y el estado de las correas.

Prueba el funcionamiento de los limpiaparabrisas delanteros y traseros y el estado de sus gomas para una correcta visión. Si hace mal tiempo durante el viaje lo agradecerás.

El estado de los frenos también debe ser comprobado, aunque en este caso conviene hacerlo en un taller de confianza.

En Fénix Directo creemos que el mejor aliado de la seguridad es la prevención. Por ello, nunca está de más recordar estos pequeños consejos que pueden hacer una gran diferencia.

También te puede interesar:

> Red de Talleres de confianza de FÉNIX DIRECTO

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

12 de junio de 2013

Consejos sobre el cambio de ruedas del automóvil

Fénix Directo consejos sobre cuándo cambiar tus neumáticosLas ruedas son una de las partes del coche a las que debemos prestar una atención especial, sobre todo si realizamos desplazamientos a menudo o si conducimos a gran velocidad. Un estudio reciente revela que el 40% de las visitas al taller se debe al mal estado de los neumáticos: la falta o exceso de presión, el desgaste del dibujo y un mal equilibrado afectan a la dirección, la amortiguación y el sistema de frenado, lo que puede acarrear graves averías.

Si dudas sobre el momento de realizar el cambio de neumáticos de tu coche, con esta serie de consejos te resultará muy fácil reconocer cuándo proceder.

Lo primero que recomendamos desde Fénix Directo, es hacer un seguimiento del desgaste de los neumáticos. Si es irregular, lo notarás al conducir porque el volante no queda en posición recta y el coche tiende a desviarse hacia un lado. Esto también puede ser una señal de que las ruedas están desalineadas. Si el volante vibra a una velocidad alta o media, pueden hallarse desequilibradas y si ocurre lo mismo a baja velocidad, los neumáticos podrían estar deformados o faltos de aire.

Por otro lado, si al revisar los neumáticos en sí, vemos que el dibujo está desgastado y las cubiertas están envejecidas o en mal estado, nuestras ruedas deben ser sustituidas incluso antes de alcanzar el conteo de kilómetros esperado, ya que normalmente, se deben cambiar cada 5 años o cada 50.000 km como máximo.

Hay una serie de prácticas con las que podremos prolongar la vida útil del neumático y retrasar su futuro cambio. Mantener la presión adecuada de aire es fundamental, lo adecuado es revisarla cada 4 meses y siempre que se realice un viaje largo. Bajando la presión causamos problemas en la estabilidad del coche, el ABS y el ESP, incluso deformaciones en los discos de freno, además de un desgaste irregular y por supuesto, consumir mucho más combustible.

Por otro lado, hay que tener en cuenta (por ejemplo en verano) que el aire del interior de la rueda se dilata y necesita menos presión que en la época de frío. Otra práctica recomendada es evitar frenazos y cambios de velocidad demasiado bruscos.

Para más consejos prácticos sobre seguridad vial sigue el blog de Fénix Directo.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto