25 de febrero de 2019

¿Sabemos aparcar?

¿Sabemos aparcar?

Aparcar es una de las maniobras que más se “atragantan” a los conductores, incluso a los más aventajados.

Las prisas, la falta de práctica, un mal aprendizaje o el exceso de confianza, son malos compañeros de viaje para conseguir un estacionamiento perfecto.

Cada conductor debe encontrar ‘su’ forma de aparcar. Los expertos aconsejan tener en cuenta estos consejos para ejecutarla correctamente:


  • Señalizar la maniobra así evitaremos crear peligro o entorpecer a otros conductores. 
  • Controlar la velocidad con el embrague.
  • Rectificar la dirección cuando sea necesario.
  • No dejes la  rueda encima de la acera al aparcar, los amortiguadores y los neumáticos pueden dañarse.
  • Adaptarse al espacio disponible, teniendo en cuenta el radio de giro del vehículo.
  • También es importante aparcar en el lugar de la vía adecuada, ya que, si es de sentido único, podremos hacerlo tanto a la derecha como a la  izquierda; pero si tiene doble sentido, solo está permitido aparcar a la derecha, en el sentido de la marcha.
  • Observar lo que ocurre a nuestro alrededor, directamente o a través del espejo para no colisionar con otro vehículo o atropellar a un peatón.
  • Si el espacio te lo permite, intenta dejar un hueco de al menos 80 cm entre coche y coche. Así hay menos probabilidades de que al abrir las puertas golpees o seas golpeado por el conductor de otro coche.
Si el aparcamiento se realiza “lateralmente”, alinearemos el coche con el bordillo, sin alejarnos demasiado o terminaremos lejos de éste. Giraremos completamente el volante en el sentido del lado en el que queremos estacionar, situaremos el coche en el hueco a ocupar y, a partir de ahí existen multitud de “pistas” y “referencias” para cuadrar el vehículo en el lugar elegido, utilizando los espejos o girando la cabeza. 

Si el aparcamiento es en “batería” hay que tener en cuenta que si las líneas de estacionamiento están pintadas inclinadas hacia un lado, tendremos que aparcar de frente. Si son perpendiculares al sentido de la marcha, mejor lo haremos “marcha atrás”, para luego facilitar la visibilidad al salir.

Ya sea tu aparcamiento en batería o lateralmente nunca dejes el coche ocupando dos plazas ya que le estarás quitando un sitio de aparcamiento a otro conductor.

Las pólizas de Fénix Buen Conductor ofrecen la posibilidad de contratar modalidades, que incluyen garantías de Daños Propios.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto