4 de enero de 2019

Revisar el coche en invierno



Bajan las temperaturas y en estos meses tan fríos del año, es especialmente conveniente realizar una revisión de los puntos clave del vehículo para evitar problemas mecánicos y afrontar mejor las condiciones climatológicas adversas como pueden ser: niebla, nieve, hielo, etc.

Es posible que en invierno se manifiesten averías que en verano no se perciben, ya sea por causa de la humedad, las heladas o la corrosión.


Hay que prestar mucha atención a los siguientes elementos del vehículo y arreglar o cambiar los que sean necesarios:
  • Climatizador: además de hacer el viaje con una temperatura más confortable, es un sistema que aporta seguridad, ayuda a evitar el empañado de cristales y permite una correcta visibilidad.
  • Luneta térmica: ayuda a desempañar el coche.
  • Neumáticos: en zonas de frecuentes heladas y/o nevadas, puede que sea aconsejable cambiar a unos neumáticos específicos de invierno. Comprueba la profundidad del dibujo observando las marcas de desgaste y mira si tienen alguna grieta o corte. Aunque no se usen mucho, el paso del tiempo los desgasta, pierden agarre y elasticidad, por eso hay que cambiarlos cada 5 años.
  • Suspensión: es un elemento clave para la estabilidad del vehículo. Especial atención merecen los amortiguadores.
  • Batería: con el frío es posible que fallen más. Una batería dura entre 3 y 5 años y se puede diagnosticar su estado mediante un análisis en el taller.
  • Luces: conviene comprobar su correcto funcionamiento, y si necesitas regular la altura de los faros, acude a tu taller de confianza.
  • Limpiaparabrisas: un componente especialmente importante para la visibilidad, sobre todo en invierno. Además, debe llevar un líquido limpiador adecuado y aditivo anticongelante.
  • Sistema eléctrico: especialmente sensible a las temperaturas bajas.
  • Filtros: el de partículas se suele cambiar cada 2 años y el de combustible 2 veces cada año.
  • Aceite: los cambios de aceite están indicados por el fabricante y se deben realizar en un taller especializado. Revisa frecuentemente los niveles.

Además de la revisión, asegúrate de llevar en el coche todos los documentos y elementos obligatorios como chaleco reflectante, triángulos, papeles del vehículo... así como los recomendados para evitar contratiempos en caso de imprevisto: pinzas para la batería, linterna, ropa de abrigo, herramientas...


Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto