25 de junio de 2018

Seguridad infantil en piscinas - Verano 2018

Seguridad infantil en piscinas - Verano 2018 - Fénix Directo Blog

En pleno verano y con temperaturas por encima de los 35º en muchos puntos de España, es más que necesario refrescarse en una piscina para aliviar el calor, sobre todo si nos encontramos en zonas del interior y no hay playa.

Las piscinas, ya sean públicas o privadas, tienen que cumplir con una serie de normativas y requisitos para garantizar la seguridad de los usuarios.

Los niños son el colectivo más vulnerable a posibles incidentes, porque lo ven como un juego y no conocen los riesgos que puede haber. En la época estival se triplican las lesiones infantiles, con los ahogamientos a la cabeza. 3 de cada 4 ahogamientos es en piscinas privadas.

Por eso, la concienciación y divulgación de recomendaciones es fundamental para prevenir accidentes.

Toda piscina tiene que estar protegida con vallas u otros elementos de seguridad regulados por la norma. Mira si el menor puede llegar solo hasta ella.

Consejos para bañarse en una piscina:
  • Los niños deben estar supervisados por un adulto en todo momento. Si hay más de uno, es muy importante nombrar a uno como responsable o hacer turnos, para no caer en el error de que otro está vigilando y no sea así.
  • Hay que aplicar la regla 10/20: mirar cada 10 segundos y estar a una distancia máxima de 20 segundos para llegar hasta el menor.
  • Enseña al peque a flotar, nadar y ser precavido. Si necesitan accesorios de flotación, que sean chalecos con certificación CE y de su talla (ni flotadores ni manguitos). A partir de los 4 años se aconseja que empiecen a dar clases de natación.
  • Evita que se aproxime a los elementos de depuración, rejillas, etc de la piscina.
  • Ten localizados y/o a mano los dispositivos de rescate: pértiga, salvavidas, teléfono y todos deben saber que en caso de emergencia, hay que llamar al 112.
  • Antes de entrar en el agua, hay que asegurarse de la profundidad y no lanzarse de golpe. Cuidado con las zambullidas desde las alturas o con tirarse de cabeza. Un golpe contra el fondo puede ser fatal.
  • Tras una comida copiosa es recomendable esperar un tiempo prudencial para prevenir lo que se conoce como “corte de digestión”. Es mejor entrar despacio en el agua para evitar cambios bruscos de temperatura. Si una vez dentro del agua hay síntomas de no encontrarse bien, lo mejor es salir inmediatamente.
  • Si se suben a un flotador, siempre con chaleco salvavidas adecuado a su talla.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto