12 de enero de 2018

Proceso de reciclaje de vehículos

Proceso de reciclaje de vehículos - Fénix Directo blog

Cuando la vida útil de un vehículo llega a su fin, es momento de deshacernos de él.

Tanto si queremos un vehículo nuevo como si hemos optado por comprar uno usado, hay que seguir un proceso para "jubilar" correctamente el coche antiguo.

Cada vez somos más conscientes de la importancia del cuidado del Medio Ambiente y por eso, hay que conocer los pasos para dar de baja correctamente nuestro vehículo y así contribuir de forma activa a la cadena de reciclaje.

Muchas piezas pueden ser aprovechadas, por ejemplo los elementos que forman la estructura de un coche. Las partes no aprovechables como repuestos o para venta de segunda mano, tienen que ser recicladas de forma especial porque sus componentes sean contaminantes o también pueden servir para crear otros objetos.

¿Qué materiales se aprovechan o reciclan?
  • Aceite y filtros: según la calidad y el estado de los mismos, se pueden reutilizar o pasar un proceso de descontaminación para convertirse en lubricantes o combustibles industriales una vez que sean refinados.
  • Airbags: su interior está compuesto por gas neopreno y una vez que se inflan, en caso de colisión o frenada brusca, se convierte en un plástico que después podrá reutilizarse para fabricar mochilas y otros objetos.
  • Aluminio: es un material reutilizable en la industria siderúrgica.
  • Batería: formada por plástico y plomo, estos elementos se pueden aprovechar para cajas de batería o actividades metalúrgicas y también se puede fabricar detergente o vidrio.
  • Cables: tienen plástico y cobre, se pueden reutilizar para muchos fines.
  • Combustible: si el combustible tiene suficiente calidad, podrá ser reutilizado como disolvente para limpieza.
  • Cristales, lunas y vidrio: una vez que se les quitan los hilos termoconductores, pueden convertirse en botellas, cerámica u otros nuevos objetos de vidrio.
  • Neumáticos y caucho: estos materiales son los más versátiles para el reciclaje, se pueden crear gran número de objetos con ellos: calzado, balones, césped artificial, medianas de autopistas, suelo para parques infantiles, pistas de fútbol, canchas de baloncesto e incluso el propio asfalto. También puede transformarse en energía gracias a su alto poder calorífico.
  • Plástico: una vez que se tritura, se pueden usar para conseguir energía calorífica o crear otros productos de este material como tuberías.
  • Retrovisores: si están en buen estado, podrán ser vendidos como recambios de segunda mano en los desguaces.

¿Cómo se realiza el proceso de reciclaje?
  1. Se procede a descontaminar el vehículo, eliminando de su interior las partes, componentes y los líquidos peligrosos para la salud y/o planeta.
  2. Una vez que todos estos materiales se desmonten o extraigan por empresas especializadas, se gestionan de forma responsable con el Medio Ambiente.
  3. El resto de piezas que puedan ser aprovechadas para venta de segunda mano, se clasifican y almacenan.
  4. Lo que no sea aprovechable, se procederá a triturar y compactar mediante la clasificación de metales ferrosos o no ferrosos, determinando finalmente cuáles pasarán a ser simplemente residuos no reutilizables.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto