11 de diciembre de 2017

Las averías del coche más frecuentes en invierno

Las averías del coche más frecuentes en invierno - Fénix Directo Blog
La llegada del invierno y las bajas temperaturas pueden afectar a nuestro vehículo. Debemos seguir unas pautas básicas de mantenimiento del vehículo durante todo el año pero estas, deben acentuarse durante el invierno.
Las condiciones metereológicas adversas hacen que la conducción sea más peligrosa durante el invierno, por ello es fundamental revisar y comprobar el buen estado de nuestro vehículo.

Estas son algunas de las averias más comunes durante el invierno y por tanto, debemos tener especial precaución y revisar su correcto funcionamiento antes de cualquier desplazamiento:

  • El líquido anticongelante es el encargado de proteger frente al frío y las temperaturas extremas por ello es fundamental revisar su correcto estado. Es recomendable cambiarlo cada 2 o 3 años aproximadamente. 
  • La batería es uno de los elementos más perjudicados por las bajas temperaturas. La antigüedad de la bateria determinará el riesgo de sufrir algún tipo de averia durante el invierno, por ello es fundamental revisarla antes de viajar por si fuera necesario sustituirlas o recargarlas.
  • En la mayoría de los vehículos, la calefacción no entra en funcionamiento hasta que no se ha calentado el motor. Si el tiempo de activación de la calefacción es demasiado prolongado, es posible que exista algún tipo de avería en el termostado, el manguito de agua o la bomba de agua eléctrica.
  • Las bajas temperaturas obligan al vehículo a realizar un mayor esfuerzo en el arranque del motor. Para el motor tras un trayecto muy corto y después de haber realizado un arranque en frío puede afectar a la bateria del vehículo.
  • En caso de tener que conducir por tramos con nieve o hielo es vital moderar la velocidad, controlar el coche en las curvas y viajar siempre con unas cadenas en el maletero por si fuera necesario utilizarlas. 
  • Durante los meses de invierno, es habitual conducir con falta de luz, niebla o lluvia por ello, debemos revisar el estado de los faros antes de poner en marcha el vehículo. Ver y ser vistos es fundamental en estas situaciones por lo que debemos revisar el buen estado de todas las luces: corta y larga posición, pilotos traseros, luces de freno, luces de posición, luces de marcha atrás y las antiniebla.
  • El estado de las carreteras en invierno empeora notablemente debido a la nieve, el hielo, la sal o la lluvia por ello es fundamental comprobar el buen estado de los neumáticos. Recuerda que la profundidad de los surcos debe ser superior a 1.6 mm. Dependiendo de nuestra zona de residencia será o no necesario contar con unos neumáticos de invierno.  
  • Los cambios periódicos de aceite y revisar el estado de los filtros del vehículo es algo importante durante todo el año pero esta importancia se acentúa durante los meses de invierno. La calidad del lubricante permitirá prolongar la vida del motor. 
Para evitar o reducir el riesgo de averías deberemos revisar nuestro vehículo frecuentemente, especialmente si tenemos previsto realizar un trayecto largo y/o en condiciones climatológicas adversas.


 También te puede interesar


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí


No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto