26 de junio de 2017

Seguridad infantil en el agua

Seguridad infantil en el agua - Fénix Directo blog
La llegada del verano va aparejada al uso de lugares donde poder refrescarse para evitar el calor.

Piscinas, playas, embalses, ríos... se llenan de gente que pretende pasar un rato agradable y divertido.

Pero el baño siempre tiene que hacerse con precaución, a veces un exceso de confianza puede jugar malas pasadas y sobre todo, hay un colectivo especialmente vulnerable y que requiere mayor atención y vigilancia: los menores.

Son los más susceptibles de tener un incidente en el agua, porque no conocen el peligro real de la situación. Los ahogamientos son la segunda causa de muerte infantil en España, especialmente se producen en verano y más del 50% en piscinas privadas.

Por eso es fundamental la educación y prevención, toda seguridad es poca y la atención juega un papel vital.

La Asociación Nacional de Seguridad Infantil junto con Emergències SetmilGrupo Segurbaby.com están llevando a cabo una campaña de concienciación para ayudar a difundir consejos sobre este problema con el hashtag en redes sociales #Ojopequealagua

A continuación enumeramos una serie de recomendaciones sobre seguridad infantil en piscinas y playas:

Piscinas
  • La piscina tiene que estar debidamente protegida con vallas u otros elementos de seguridad regulados por la norma.
  • Detecta si el niño puede llegar solo hasta ella. 
  • Vigila continuamente al menor y aplica la regla 10/20: mirar cada 10 segundos y estar a una distancia máxima de 20 segundos para llegar hasta el pequeño.
  • Enseña al peque a flotar, nadar y ser precavido.
  • Evita que se acerque a los elementos de depuración, rejillas, etc de la piscina.
  • Ten localizados y/o a mano los dispositivos de rescate: pértiga, salvavidas, teléfono y todos deben saber que en caso de emergencia, hay que llamar al 112.
Playas
  • Procura acudir a playas con servicio de socorrismo, si bien los socorristas no son canguros, se encargan de velar por la seguridad del baño.
  • Nunca dejes que los peques vayan solos a la playa y no les quites ojo de encima una vez en ella
  • Si no saben nadar, mejor usar chaleco que manguitos o flotador. Y cuidado con los objetos hinchables, dan falsa seguridad.
  • Presta atención a los cambios de temperatura bruscos tras realizar una comida, puede producirse una hidrocución, hay que entrar al agua despacio.
  • En caso de ser necesario un rescate, confía en los profesionales. Y recuerda, para pedir ayuda el teléfono 112.
¡Disfruta del agua y de tus vacaciones de verano!


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto