13 de enero de 2017

Tipos de cadenas para nieve

Tipos de cadenas para la nieve - Fénix Directo Blog

Estamos en pleno invierno y llega la época de nevadas. La Agencia Estatal de Meteorología ha emitido un documento especial advirtiendo sobre el temporal de fenómenos adversos para estos días, sobre todo nieve y viento.

Las heladas son habituales y la circulación por carretera se hace especialmente complicada. A determinadas alturas y con cotas de nieve elevadas, es obligatorio el uso de cadenas.

La dificultad para circular con nieve en carretera se clasifica en 4 niveles:


VERDE: empieza a nevar y hay que tener prudencia. No conviene circular a más de 100km/h en autopistas y autovías, y a 80km/h en el resto de vías. Los camiones no pueden adelantar y siempre deben ir por el carril derecho.

AMARILLO: la nieve comienza a cubrir la carretera y hay que tener precaución extra. Prohibido circular a camiones y vehículos articulados. Turismos y autobuses a 60km/h máximo.

ROJO: La vía está cubierta de nieve y es difícil circular. Suele producirse en puertos de montaña y el uso de cadenas es obligatorio. No pueden circular tampoco autobuses. El resto, a 30km/h.

NEGRO: la carretera es intransitable para cualquier vehículo porque hay riesgo de quedar inmovilizado.

Para estas circunstancias, existen varios tipos de cadenas que se adecuan mejor a una situación u otra o según el tipo de vehículo:
  • Metálicas: son las habituales para circular en montaña. Tienen buen agarre y son muy resistentes pero no sirven para vehículos con poco espacio entre neumático y pasaje de rueda. Sólo se montan en las ruedas motrices, o si es un vehículo de tracción trasera, en todas. Se circula a 50km/h como máximo. Dentro de las metálicas existen:
    • Cadenas de tensión manual: son las más baratas y frecuentes, pero se necesita un poco de práctica para ponerlas y hay que reajustarlas. Conviene ensayar antes de usarlas en terreno real.
    • Cadenas de tensión automática: son más caras que las anteriores, pero muy fáciles de colocar y se ajustan solas.
  • Textiles: son de poliéster y acero, se colocan como una funda para el neumático y sirven para nieve y hielo. Se puede circular como máximo a 40km/h y cuestan como las de metal automáticas.
  • Araigneés: en forma de araña, son de precio más elevado que cualquier cadena, es un novedoso sistema fácil y rápido de montar, duradero y no daña las llantas.
  • Calcetines de nieve: se pueden usar puntualmente, ocupan poco y son fáciles de poner. Se puede circular a 50km/h como máximo y conviene lavarlos tras el uso, para que duren más tiempo.
  • Spray antideslizante: es un componente líquido que se rocía sobre la banda de rodadura y funde con el neumático, proporcionando por su naturaleza química una mayor adherencia sobre nieve o hielo. Sólo se puede usar durante pocos kilómetros y produce mayor desgaste de la rueda porque al desprenderse, se lleva parte del caucho.
Si es para un uso puntual o una zona donde no nieva a menudo, los calcetines te sacarán del apuro porque se montan fácilmente y no ocupan mucho espacio.

En zonas de alta montaña donde nieva a menudo, las cadenas metálicas. Más baratas las manuales, pero más fáciles las automáticas.

Para situaciones extremas, las de araña son las mejores.

Y en todo caso, si vives en una zona donde los meses de invierno no para de nevar, considera cambiar tus neumáticos por unos específicos de invierno. En algunos países europeos, su uso es obligatorio en esta estación. Más adelante trataremos este tema.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto