2 de enero de 2017

Qué se revisa en la ITV

Qué se revisa en la ITV - Fénix Directo Seguros

La ITV o Inspección Técnica de Vehículos en su nombre completo, consiste en una revisión obligatoria a la que deben someterse todos los vehículos cada cierto tiempo para comprobar que el estado general del mismo y sus elementos de seguridad se encuentran en condiciones para circular.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo publica un Manual de Procedimiento de Inspección de las estaciones ITV en el que se detallan los elementos a revisar y se determina la gravedad de su estado.

Para realizar la inspección hay que acudir a un centro colaborador autorizado. Puedes consultar aquí la lista de centros ITV.

Una vez decidas a cuál acudir, necesitas seguir estos pasos:
  • Presenta tu permiso de circulación y la tarjeta ITV en la estación de inspección. Se abonan las tasas correspondientes que varían por Comunidad Autónoma.
  • Aportados los datos, se comprueba matrícula y número de bastidor.
  • Revisión exterior: se comprueba el estado de los elementos exteriores del vehículo (que no haya corrosión, elementos cortantes, matrícula bien sujeta y legible, limpiaparabrisas, espejos, mecanismos de puertas, etc)
  • A continuación se comprueba el interior del habitáculo: asientos, cinturones de seguridad, anclajes, velocímetro, claxon y sistemas antivaho, antihielo y antirrobo.
  • Alumbrado: faros, intermitentes, luces de posición, freno, marcha atrás y luz de matrícula deben funcionar perfectamente. Se revisa también la orientación de luces cortas y largas mediante regloscopio.
  • Se miden y analizan las emisiones para que no superen los límites establecidos, de la misma manera se hace con los niveles de ruido.
  • Frenos: se verifica la eficacia de frenada y los elementos relacionados con este sistema.
  • Se prueba la dirección y suspensión y los mecanismos que las integran, también los neumáticos (homologados, adecuados para el vehículos, profundidad requerida, etc).
  • Motor y transmisión: comprobación del estado general, posibles pérdidas de combustible, sistema de alimentación, de escape...
  • Inspección en foso: se pone a prueba el movimiento del coche para ver posibles holguras, roturas, desgastes u otros defectos en el conjunto general del vehículo.
  • Otros: en vehículos especiales como transporte escolar, de mercancías peligrosas, agrícolas, etc, se solicita documentación adicional y otros sistemas como tacógrafo, limitador de velocidad...
Posibles resultados:
  • ITV favorable: el vehículo está apto para circular. Se anota en la tarjeta ITV y se entrega la pegatina para colocar en lugar visible del parabrisas.
  • ITV favorable con defectos leves: puede circular pero conviene reparar los defectos.
  • ITV desfavorable: hay defectos a subsanar, en un plazo inferior a 2 meses. Una vez solucionados, el vehículo se debe presentar a una nueva inspección en el mismo centro. En caso contrario, Tráfico propone la baja del vehículo.
  • ITV negativa: el vehículo tendrá que corregir los errores como en ITV desfavorable pero no podrá salir circulando ni para ir al taller, tendrá que ser remolcado.
Circular con ITV caducada o desfavorable conlleva una sanción de 200€. Si es con ITV negativa, 500€ ya que supone un peligro para la seguridad vial. Además, los agentes intervendrán el permiso de circulación y se concederá un plazo de 10 días para pasarla, transcurrido el cual sin que se haya hecho, se precintará el vehículo.

¿Sabes cuándo te toca pasar la ITV según tu tipo de vehículo? Te lo contamos próximamente en este blog.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto