27 de enero de 2017

Consejos para sentarse bien al volante

Fénix Directo Blog  - Sentarse bien para conducir
Cada persona es un mundo y en consecuencia, también cada conductor al volante.

Diferente altura, peso, fisionomía, gustos... todas estas características influyen en la conducción y en la postura que se adopta para manejar el vehículo.

Es muy importante a la hora de sentarse en el asiento del conductor, adecuar todos los elementos para estar lo más cómodo posible durante el trayecto, y más si se trata de un viaje largo.

Si es necesario, hay que regular el asiento en altura / distancia e inclinación al volante, reposacabezas, retrovisores laterales e interior, rejillas del aire, etc.

Estos puntos nos servirán para comprobar que todo esté a nuestro gusto para viajar más relajado:
  • Distancia a los pedales y volante: la separación recomendada se mide apretando a tope el embrague y la pierna izquierda debe quedar ligeramente flexionada, nunca estirada completamente.
  • Altura del asiento: debe ser la suficiente para ver bien hasta el final del capó delantero y con cuidado de no chocar las rodillas con el volante al cambiar de pedal.
  • Respaldo: hay que apoyar la espalda completamente, normalmente hay que inclinar un poco más de 90º y comprobar que se puede tocar la parte de arriba del volante con las muñecas, estirando los brazos.
  • Reposacabezas: es un elemento de seguridad y como tal, hay que regularlo bien, alineando su parte superior con la de la cabeza.
  • Volante: teniendo en cuenta los ajustes anteriores, el volante hay que sujetarlo de forma cómoda con los brazos ligeramente flexionados en la posición de las 10:10h y sin tapar el cuadro de mandos.
  • Espejos retrovisores
    • Exteriores: sin forzar en exceso la cabeza, hay que ver un poco del lateral de nuestro vehículo, para ofrecer el mayor ángulo posible.
    • Interior: visión centrada de la luna trasera.
  • Ropa: no se recomienda llevar mucha ropa, abultada o poco transpirable. Crea sensación de agobio y puede incomodar mucho en el trayecto.
  • Calzado: hay que tener buen contacto con los pedales, el pie tiene que ir sujeto y cómodo, no hay que conducir con tacones (el propio tacón puede entorpecer los cambios de pedal), ni sandalias o calzado suelto, tampoco llevar las suelas mojadas o resbaladizas.
  • Cinturón de seguridad: siempre antes de iniciar la marcha, hay que abrocharlo.
  • Temperatura: si vamos encender el aire/calefacción o climatizador, conviene mirar si las rejillas están bien direccionadas y llega la temperatura de manera adecuada o tenemos que hacer ajustes.
Ya estamos preparados para arrancar rumbo a la aventura. Feliz y cómodo viaje.

Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto