5 de agosto de 2016

El radar que premia a los buenos conductores

Radar recompensa buenos conductores

En las últimas décadas hemos visto cómo las nuevas tecnologías han tenido un papel muy importante en el área de tráfico e infraestructuras: los diferentes tipos de radares o las cámaras de seguridad instaladas en las carreteras son capaces de interceptar a los vehículos que superan los límites de velocidad establecidos, o incluso a conductores que no llevan puesto el cinturón de seguridad y que tendrá como consecuencia la formulación de una denuncia y su correspondiente sanción.

Pero ¿Y si el proceso fuese a la inversa y se premiara a los conductores que respetan los límites de velocidad y seguridad establecidos en la normativa de circulación?

Esta idea ha sido desarrollada en la ciudad de Estocolmo por el estadounidense Kevin Richardson durante los premios Volkswagen.

El proyecto conocido como Speed Camera lottery o radar lotería consiste en la instalación de un radar en una vía con un límite de velocidad de 30km/h. Este radar, en vez de penalizar premiaba a aquellos conductores que respetaban los límites de velocidad y no superaban los 25km/h.

El objetivo de este proyecto era recompensar a los conductores que circulan correctamente, los cuales participaban en un sorteo diario donde podían ganar una determinada cantidad económica. Este premio procedía del dinero recaudado por las multas de tráfico impuestas a aquellas personas que no respetaban los límites de velocidad.

Esta iniciativa tuvo una duración de tres días en el que más de 25.000 vehículos fueron detectados por el radar bajando la media de velocidad en un 22%, es decir, antes de la implantación del radar los conductores pasaban a una velocidad de 30km/h por esa vía mientras que durante el experimento, redujeron su velocidad a 25km/h. 

De esta manera, el proyecto trataba de incentivar al conductor para que mejorase sus hábitos de conducción: cumpliendo con los límites de velocidad establecidos tendía la opción de ganar una recompensa mientras que si los incumplía, tenía una sanción económica.

Este proyecto refleja un dilema muy interesante donde se plantea cuál es la mejor opción para conseguir que los conductores respeten los límites de velocidad: a través de premios o de penalizaciones.

En países como Reino Unido se empiezan a instaurar medidas para recompensar a los buenos conductores mediante beneficios fiscales.

Recuerda la importancia de respetar los límites de velocidad y adecuar tu conducción a las circunstancias de la vía. Los buenos conductores siempre obtienen ventajas, Fénix Buen Conductor es un seguro pensado para ellos.


Más información


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto