21 de agosto de 2015

Reciclaje y reducción de la contaminación

Reciclaje y reducción de la contaminacionNuestros mares se van contaminando de forma progresiva. Cada vez generamos más desechos que van a parar a los océanos: productos químicos, pesticidas, basura, aguas procedentes de desagües urbanos, etc. Si tenemos en cuenta que el 70% de la superficie terrestre está ocupada por agua, se hace urgente comenzar a tomar medidas para frenar los efectos de la polución en los fondos marinos.

Desde los años 50 con el aumento de la población se ha ido vigilando el aumento de las basuras.  A pesar de los esfuerzos realizados, la cantidad de desechos que llegan a las aguas es cada vez mayor. La situación se agrava con las corrientes marinas. La polución no sólo afecta a un punto en concreto, ya que los desechos se pueden desplazar miles de kilómetros desde dónde se han producido y afectar a diferentes puntos de la tierra.

Entre los principales problemas están los  plásticos, porque tardan mucho en descomponerse. Los animales marinos corren el riesgo de quedar atrapados en ellos, o incluso confundirlos con comida, lo que provoca sus muertes prematuras.

Es por ello que se le da tanta importancia al reciclaje. Separar los residuos orgánicos e inorgánicos, vidrio y papel, se ha convertido en una tarea fundamental en la preservación del medio ambiente, y la reducción del impacto ambiental.

Con todo, todavía muchas personas tienen dudas a la hora de diferenciarlos para depositarlos en el contenedor adecuado. Recordemos unas sencillas pautas de reciclaje.

Dónde tirar cada residuo: (Vía Consumadrid)
  • Basura general y restos orgánicos por un lado
  • Envases de plástico, metal o tetra-briks en los contenedores amarillos.
  • Vidrio: contenedores específicos que normalmente son de color verde.
  • Residuos peligrosos ó voluminosos, aceite, aparatos tecnológicos, pilas, medicamentos, escombros, etc. en el punto limpio.
  • Papel y Cartón: deposítalos en el contenedor azul

¿Sabías que reciclar el papel reduce la contaminación del aire, y del agua en más del 70% y 30% respectivamente?

El aumento de las basuras en los mares no sólo afecta a la fauna que habita en ellos, también a las personas. Los desechos que producimos llevan una serie de contaminantes que permanecen en las aguas y suponen un peligro para la salud, al beber, consumir pescado o marisco criado en aguas contaminadas, o incluso bañarnos.   

El consumo responsable, concienciarnos para mantener los ríos y las playas limpias o reciclar adecuadamente, son maneras de empezar a ayudar a nuestros mares a mantenerse limpios y reducir el vertido de desechos. 

Enseña a niños y mayores estos pequeños gestos y promueve la participación de tu familia.
¡Tu colaboración es fundamental!

Artículos relacionados:


FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto