9 de agosto de 2017

Bañarse en la piscina, el mar o el río: un “chapuzón” seguro

Bañarse en la piscina,mar o río. Chapuzón seguro - Bañarse en la piscina,mar o río. Chapuzón seguro - Fénix Directo Blog
En verano, darse un chapuzón con amigos o con la familia es algo muy habitual y uno de los planes más apetecibles, sobre todo durante las olas de calor y altas temperaturas que hemos estado sufriendo en estos meses.

Ir a pasar el día a la playa, bañarse en la piscina o en el río, practicar algún deporte acuático o simplemente refrescarse en el agua, forman parte de las vacaciones preferidas por muchos y que repetimos cada año, pero no por ello dejan de tener cierto riesgo si no tomamos algunas precauciones.

Los lugares a los que vayamos deben ser aptos para el baño, pues no todos los espacios con agua están habilitados para ello.

Hay que tener especial cuidado en pantanos y embalses. Sus aguas tranquilas son engañosas: suelen tener desniveles y fuertes corrientes.

Si estás en la playa, atento a las banderas que indican el estado del mar u otros riesgos que afectan a los bañistas, como la presencia de medusas. Respeta las señalizaciones donde se informa de si la zona es apta o no para el baño y en la piscina, atento a las indicaciones de los socorristas.

En las zonas reservadas para el baño no se permite la práctica de deportes. Motos de agua, tablas de surf, windsurf o embarcaciones de cualquier tipo no deben estar en la misma zona que los bañistas.

Antes de meterte en el  agua sigue estas recomendaciones de los expertos:
  • Adéntrate con cuidado y no te lances al agua en sitios donde no conozcas el fondo.
  • Cuidado con las zambullidas desde las alturas o con tirarte de cabeza. Un golpe contra el fondo puede ser fatal.
  • Espera un tiempo prudencial tras una comida copiosa para prevenir lo que se conoce como “corte de digestión”. Entra despacio en el agua para evitar cambios bruscos de temperatura.  Si una vez dentro del agua notas que no te encuentras bien, sal inmediatamente.

Los más vulnerables a posibles incidentes son los niños. Para ellos es un juego y muchas veces no conocen o no son conscientes del peligro que puede suponer.
  • Los niños deben encontrarse a la distancia de un brazo de un adulto y estar supervisados en todo momento.
  • A partir de los 4 años se recomienda que empiecen a tomar clases de natación.
  • Si se suben a una embarcación, siempre con chaleco salvavidas adecuado a su talla.
  • Antes de introducirte con ellos en el agua, hay que comprobar su profundidad.
Si ves a alguien en situación de peligro, pide ayuda. Intenta lanzar algún elemento flotante, pero mucho cuidado con adentrarte en el agua, pues en esas circunstancias podría arrastrarte a ti también.


Más información



FÉNIX DIRECTO ® Seguro que Sí

No hay comentarios :

Publicar un comentario

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto