15 de noviembre de 2013

Correcta conservación de la batería

Batería del coche - Fénix Directo

La batería es ese elemento esencial en el funcionamiento de un coche ya que es la encargada de conservar la energía necesaria para que el motor arranque y para que las aplicaciones eléctricas del interior puedan funcionar correctamente mientras nos encontremos en movimiento.

Con la llegada del invierno, el consumo de nuestro vehículo aumenta debido a las bajas temperaturas y a un mayor uso de la calefacción. Además, tenemos que tener en cuenta que cuanto más antiguo es un coche, más vieja es la batería y, por tanto, ésta estará más desgastada y con niveles menores de potencia.


Elección de batería y comprobación de su estado

Para elegir bien la batería que mejor se ajuste a nuestras necesidades, habrá que tener en cuenta dos factores: 1. La potencia que necesitará nuestro vehículo y 2. Tener en cuenta si nuestro coche tiene integrado el sistema start & stop. Por otro lado, para comprobar en qué situación se encuentra podremos optar por diferentes alternativas:

  • Ir al taller. Allí se asegurarán de que disponga de más de 12,5 voltios.
  • Manualmente. Comprobar con un medidor de carga la vida de la batería según marque un color rojo (baja) o verde (alta).
  • Comprobar que los bornes no tengan una sustancia blanquecina en la zona exterior de los bordes. Esto indica que hay sulfato por fuera y que no está funcionando correctamente.
  • Mediante el testigo de carga. Se trata de un accesorio llamado "Power Check" que marca también en rojo o verde el estado de la batería y el tiempo de uso que le queda disponible.

¿Cómo arrancar si nos quedamos sin batería?

Utilizaremos unos cables con pinzas de color rojo y negro para transferir la energía de otro coche al nuestro, por lo que la batería llena de un coche ayudará a suplir la falta de la batería vacía del otro. Para comenzar, con los motores apagados, colocaremos las pinzas de color rojo en los bornes positivos (+) de cada coche y repetiremos el mismo procedimiento solamente con una de las pinzas de color negro situándola en el borne negativo (-) de la batería que está cargada. La pinza negra restante, por seguridad, se situará en alguna parte metálica del bastidor del coche que tenga la batería descargada. A continuación, encenderemos el que tiene la batería llena y acelerando durante unos minutos habremos conseguido recargar la que estaba vacía. Para finalizar, quitaremos las pinzas a la inversa de como las habíamos colocado al principio y trataremos de conducir varios kilómetros con el coche que estaba sin batería para que pueda adaptarse a esta nueva situación.

Consejos para prolongar la vida de nuestra batería

  •  Intentar recorrer trayectos no muy cortos para que no sufra en el arranque.
  •  Evitar que el coche esté parado durante un tiempo prolongado.
  •  Controlar regularmente el estado de los bornes.
  •  Tratar de no aparcar en zonas con temperaturas muy bajas.
  •  No permanecer en el coche con el motor encendido y la radio-CD y luces en funcionamiento.
  •  Combinar la potencia que necesitan los accesorios con la carga y voltios de la batería.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto