8 de noviembre de 2013

Adelantamientos seguros, ¿cómo realizar la maniobra?

Maniobra de adelantamiento - Fénix Directo

Cuando adelantamos, ponemos en práctica una maniobra en la que nos disponemos a rebasar al vehículo que se encuentra justo delante nuestra y que circula a menos velocidad. Antes de iniciar este movimiento, habrá que cerciorarse de las condiciones y situación de la vía para proceder a realizar el adelantamiento con total seguridad.

Indistintamente del tipo de vía por la que circulemos, ya sea autovía, autopista o carretera convencional de doble sentido, tendremos que tener en cuenta una serie de cosas:



- No nos posicionaremos cerca del vehículo que circula delante nuestra, ya que aparte de estar cometiendo una infracción, no dispondremos del ángulo de visibilidad necesario y nuestro campo de visión se verá reducido.

- Comprobaremos siempre  los espejos retrovisores viendo que ningún otro vehículo se encuentre realizando la misma maniobra ni que circule por el carril izquierdo a mayor velocidad que nosotros.

- Una vez sobrepasado el vehículo, dejaremos distancia suficiente entre ambos al incorporarnos de nuevo al carril derecho, observando por los retrovisores que la figura del coche adelantado se encuentra a una distancia prudente del nuestro.

- El adelantamiento en sí lo haremos de forma gradual, evitando que el resto de conductores tenga que modificar su trayectoria o aminorar la marcha.

¿Cómo efectuar la maniobra?

  • Rápidamente
  • Con decisión
  • Sin realizar movimientos bruscos
  • Acelerando y en la marcha adecuada
  • Informando mediante los indicadores de dirección nuestro desplazamiento
  • Manteniendo la distancia de seguridad
  • Siempre por el carril izquierdo, a una velocidad y distancia adecuada del otro vehículo, que finalmente quedará a nuestra derecha
  • Asegurándonos de que disponemos de la visibilidad adecuada antes de iniciar el adelantamiento
  • Cerciorándonos de que la llevamos a cabo en los tramos en los que la señalización lo permite

Excepciones

En los casos en los que vayamos a adelantar fuera de poblado a vehículos de dos ruedas, peatones o vehículos de tracción animal, tendremos que dejar más distancia de seguridad lateral (como mínimo 1,5 metros) invadiendo una mayor parte del carril contiguo. Además, no debemos olvidar que no está permitido adelantar cuando nos encontramos en pasos a nivel, intersecciones, puentes, curvas, túneles, pasos de peatones y cambios de rasante.

Si somos nosotros el vehículo adelantado, intentaremos, en la medida de lo posible, ajustarnos al borde derecho de la calzada. Nunca aumentaremos la velocidad sino que mantendremos el ritmo que llevamos para facilitar la maniobra y no entorpecer al otro vehículo.

Una vez interiorizados estos consejos, no tendremos que pensar en la maniobra de adelantamiento como un momento de tensión al volante sino que podremos aprovechar para poner en práctica estas medidas disfrutando de una conducción segura.

FÉNIX DIRECTO ® Seguros

TRADUCIR

Calcula ahora tu seguro de Coche o Moto